MN

La importancia de estar por la Región de Murcia

21.7 C
Murcia
lunes, octubre 3, 2022

El Recreo, un espacio en el corazón de San Nicolás para desarrollar la creatividad

Este centro busca combinar la terapia y actividades de ocio para el crecimiento personal y para dedicarse tiempo a uno mismo

María Albaladejo Flores es experta en arteterapia y esta murciana es la que está detrás de este espacio artístico y humanista que se sitúa en pleno centro de Murcia, en la plaza de San Nicolás, y que bautizaron como El Recreo.

La idea de este proyecto pionero surgió en 2014 cuando un grupo de amigos pusieron patas a esta ilusión y crearon un espacio donde realizar actividades creativas y también terapia.

A los pocos años, en 2019, María se quedó sola al frente de El Recreo, que por esa época ya era conocido como un espacio de ocio, donde lo principal era que los usuarios-clientes desarrollaran destrezas nuevas, se dedicaran tiempo para ellos y aprendieran nuevos hobbies. Un aprendizaje que ante la irrupción de la pandemia en nuestras vidas, ha ayudado a muchos a encontrar un poco de paz entre tanta tensión e inestabilidad. 

Desde Murcia Noticias hablamos con María para conocer cuáles fueron los retos de crear un negocio de esta naturaleza con una crisis sanitaria de por medio, con el que busca normalizar la terapia para que todo aquel que traspase la puerta pueda dedicarse unos minutos a cuidarse. 

  • ¿Cómo nace el Recreo?

El Recreo nace de la necesidad de aunar la creatividad con el crecimiento personal, nosotros éramos (los cuatro creadores) terapeutas, y nos gustaba mezclar de forma natural y sencilla la terapia con otras actividades.

Sabíamos que era un proyecto arriesgado porque no había apenas referencias en este ámbito. Unificar la terapia y la creatividad, unir estos conceptos no se estaba haciendo en España, existía algo que se acercaba en Barcelona, pero no como tal, por eso podemos decir que esta iniciativa ha sido pionera en la Región y en España. Hay que distinguir entre lo terapéutico y la terapia, que no es lo mismo. Y en El Recreo se puede trabajar ambas cosas. 

Yo estudié Publicidad y Relaciones Públicas, trabajaba en televisión en Madrid, tuve una crisis personal y entonces, tras encontrarme mal, comencé a hacer terapia. A raíz de mi propia crisis, me fui preparando para ser terapeuta y llegó un momento que decidí dejar mi vida en Madrid y me vine a crear este proyecto. Fue ahí cuando al regresar a Murcia entramos con mucha energía e ilusión aquí, cogimos este espacio, lo reformamos nosotros mismos y… ¡hasta día de hoy!  

Fue un proceso complejo pero muy bonito. Cuando nunca has emprendido es complicado, te animan a emprender de boquilla, pero esto es fruto del esfuerzo, la tenacidad y de la suerte. Desde el principio funcionó muy bien y hubo mucha demanda, sobre todo la arteterapia que aquí en ese momento no se estaba haciendo nada.

El Recreo, Murcia

  • ¿Con qué espacios y actividades contáis en El Recreo?

Hay varios espacios, tres salas en concreto. Una para los grupos de arteterapia, otra para terapia individual y otra sala de costura que es multidisciplinar. Al irse mi compañera tras ser mamá (que el emprendimiento y la maternidad es complicado compaginarlo), empecé a reducir las actividades y hacer menos cosas, porque debía también cuidarme. 

Además de esto, tenemos la opción de alquilar salas para que la gente pueda usarlas y hacer sus actividades aquí, como yoga, por ejemplo. 

Respecto a las actividades tenemos varias y en varios tiempos. Por ejemplo, en verano hacemos cursos intensivos como el de costura, y también organizamos monográficos, como el de cerámica. Me gusta gestionar y organizar talleres que salgan bien y que estén cuidados, por eso me gustaría incorporar el año que viene algunas actividades nuevas, como un taller de juguetes de madera. 

  • ¿Cómo afectó la llegada del covid a tu negocio?

Ha sido un tiempo de mucha incertidumbre. Pensé que no íbamos a sobrevivir. Lo he pasado muy mal, con miedo y preocupación, esperando cada día al BORM a ver qué publicada y qué nuevas indicaciones teníamos que aplicar.  

Cuando el negocio logró estar estabilizado, llegó el covid y tuvimos que cerrar. Esto es un centro educativo, por lo que se rige como si fuera un colegio, por eso rehabilitamos salas para poder adecuarlo a las nuevas condiciones que trajo la pandemia y que se nos exigía, como la distancia social, ventilación, etc., y pudimos continuar con nuestras actividades. 

Nos adaptamos, y el hecho de respetar y adecuar todo el espacio, cumpliendo con todas las normas de seguridad, hizo que la gente siguiera viniendo. En las actividades como el crecimiento personal y la terapia hubo un boom, funcionó muy bien, porque realmente la gente empezó a encontrarse muy mal. En medio de la crisis del covid, hubo una crisis respecto a la salud mental, la gente se dió cuenta de la importancia de cuidarnos.

La sociedad necesita ahora, tanto la terapia, como la creatividad, el trabajar con las manos. Nos hemos dado cuenta de lo bien que nos había sentado durante el confinamiento hacer costura o aprender una manualidad, y que esto había sido terapéutico para nosotros. 

La gente ha respondido muchísimo y muy bien, y los que han venido han estado con un respeto y paciencia admirables. Había gente que estaba cosiendo con abrigo porque teníamos que tener las ventanas abiertas en pleno invierno. He percibido mucho amor y preocupación por el proyecto por parte de los clientes, con gestos muy generosos como que querían pagar su cuota aunque no vinieran. 

  • ¿Seguís teniendo terapia en El Recreo?

Sí. Ahora mismo la terapia se está normalizando, nosotras trabajamos mucho por eso, siendo este uno de nuestros objetivos al abrir El Recreo. Por ejemplo, lanzamos reflexiones tales como ¿por qué si vas al gimnasio, no vas a ir terapia? Trabajamos para mostrar que la terapia es para todo el mundo, sacándole el estigma que la sociedad española ha tenido durante muchos años y que todavía en algunos núcleos está.

Trabajamos mucho por eso, que la meditación es para todo el mundo, la terapia es para todo el mundo,… para normalizarlo. Por eso el mismo espacio está diseñado así, no es un ‘centro de salud’, sino un lugar en el que estamos trabajando, donde hay costura, hay terapias, la gente se mezcla y no pasa nada.

Aún cuesta entenderlo, la gente dice ¡¿cómo hacéis costura y terapia en el mismo centro?!, pero el objetivo era mostrarnos nosotras mismas, miradnos, somos este tipo de gente, hago terapia como una manera para encontrarme mejor, para liberarnos de ataduras, comportamientos que no nos hacen bien o de relaciones que no nos interesan.

María Albaladejo Flores, El Recreo

  • ¿También has realizado talleres y actividades con otros artistas de Murcia?

Sí. Murcia es una ciudad con muchas ganas de hacer cosas, hay un movimiento donde la gente está haciendo cosas súper interesantes, cosas bonitas y trabajándolo muchísimo.

Desde aquí me gusta traer a gente que hace cosas con tanto cariño y esfuerzo y hacer con ellos monográficos, con gente de aquí, para que puedan mostrar sus trabajos. Considero que es una forma de apoyarlos y dar valor a su artesanía.

Hay mucho talento en Murcia, pero también mucho trabajo por hacer y mucho por apoyar por este talento local y a los artesanos. Hay que apoyarlos comprándoles su arte. Los pequeños autónomos al final somos los que damos trabajo, los que hacemos barrio, y tenemos que apoyarnos entre nosotros, y así la gente que viene y participa, también los está apoyando.

Por eso, a veces tengo miedo a que se vaya olvidando la importancia del comercio local, y cómo va a ser el efecto rebote, porque hay mucha gente concienciada, que apoya el comercio de cercanía que les sirvió durante la pandemia. Creo que debemos continuar apoyando este tejido de comercio de proximidad, apoyar a tu barrio, porque sino nos quedaremos sin trabajo. 

Nos han ayudado mucho las redes sociales, esto nos permite a los pequeños con poco presupuesto generar publicidad y darnos a conocer, lo que ha sido muy importante para nosotros al principio. Y ahora funciona muy bien el boca a boca, cuando ya te has ‘asentado’ y ya ha pasado mucha gente por aquí. 

El Recreo, Murcia
Taller de costura en El Recreo, Murcia.
  • ¿Estás contenta con cómo ha evolucionado El Recreo?

Estoy muy contenta. A día de hoy parece que se está estabilizando ya tras el covid, aunque el panorama que viene tampoco es muy alentador, por el tema de la inflación, la guerra de Ucrania.

Estoy sola en la dirección pero tengo un equipo super potente de mujeres que me han apoyado muchísimo en todo y con el que vamos a tener la fuerza suficiente para seguir con El Recreo otra temporada más y todas las que vengan por delante. 

Helena Rodríguez Torres
Helena Rodríguez Torres
Periodista y amante de la comunicación, especializándome cada día en RSC. “Hacer preguntas es prueba de que se piensa.” Rabindranath Tagore.
- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Interesantes

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí