Todo lo que necesitas saber sobre la cirugía de senos nasales

0
217

Los senos paranasales son cavidades dentro del cráneo de una persona que están situadas alrededor de los ojos y la nariz y dentro de la parte delantera de la cara.

Estas cavidades ayudan a hacer el cráneo más ligero. También producen moco que añade humedad a los conductos nasales. La mucosidad proporciona una capa protectora para ayudar a mantener fuera las partículas no deseadas como los contaminantes, la suciedad y los organismos infecciosos.

Los senos nasales están revestidos de cilios, que son células muy finas parecidas al pelo. Los cilios ayudan a drenar el moco a través de los pasajes de los senos y hacia la nariz.

¿Qué es la cirugía de los senos paranasales?

La cirugía de los senos paranasales es un procedimiento que tiene como objetivo abrir las vías de los senos paranasales y despejar las obstrucciones. Es una opción para las personas con infecciones continuas y recurrentes de los senos paranasales, para las personas con una estructura anormal de los senos paranasales, o crecimientos anormales en los senos paranasales.

El médico a menudo intentará otros tratamientos y procedimientos antes de recurrir a la cirugía. Si éstos no funcionan, se puede realizar una cirugía.

La cirugía de los senos paranasales puede realizarse con pocas molestias. Es un procedimiento breve que tiene pocas complicaciones.

Cuándo realizarse la cirugía de los senos nasales

El objetivo de la cirugía es eliminar lo que esté bloqueando las vías de drenaje de los senos. Esto puede incluir la eliminación:

  • trozos finos de hueso
  • las membranas mucosas
  • Pólipos nasales
  • tejido hinchado o dañado
  • tumores o crecimientos que bloquean el paso nasal o de los senos paranasales

Una persona puede necesitar una cirugía de los senos paranasales para tratar una variedad de problemas. Las razones más comunes incluyen la sinusitis y los pólipos nasales.

Sinusitis

La sinusitis es la hinchazón de los senos o conductos nasales. A veces se denomina infección de los senos nasales. Una persona con sinusitis puede tener los siguientes síntomas:

  • presión alrededor de la nariz, los ojos o la frente
  • una nariz congestionada
  • drenaje nasal espeso y descolorido
  • una tos
  • congestión de la cabeza y dolores de cabeza
  • un goteo post-nasal de mal sabor
  • oídos tapados o cambios en la audición

Pólipos nasales

Los pólipos nasales son hinchazones del revestimiento nasal dentro de los conductos y senos nasales. Pueden variar de tamaño pero generalmente tienen forma de lágrima.

Los pólipos o racimos más grandes pueden provocar problemas respiratorios y pueden afectar al sentido del olfato de una persona. También pueden bloquear los senos paranasales de una persona, lo que puede provocar infecciones.

Es posible que algunas personas no experimenten ningún síntoma a causa de los pólipos nasales. Sin embargo, los más comunes incluyen

  • una nariz bloqueada, lo que provoca dificultad para respirar
  • una nariz que gotea
  • infecciones recurrentes de los senos nasales
  • goteo post-nasal
  • un sentido del olfato o del gusto reducido
  • dolor facial…
  • dolores de cabeza
  • ronquidos
  • apnea del sueño

Otras razones

La cirugía de los senos paranasales también puede ser necesaria debido a otras infecciones, bloqueos continuos, crecimientos anormales y otros problemas que causan inflamación en los conductos nasales y los senos paranasales.

Tipos de cirugías

El tipo más común de cirugía de los senos nasales es la cirugía endoscópica de los senos nasales. Sin embargo, hay otros procedimientos que pueden realizarse.

Cirugía endoscópica funcional de los senos paranasales (FESS)

La FESS se realiza con una herramienta llamada endoscopio. Este es un tubo de fibra óptica delgado e iluminado. El endoscopio se introduce en la nariz para llegar a las aberturas de los senos paranasales.

Los microtelescopios y los instrumentos quirúrgicos pueden entonces pasar por el endoscopio y ser utilizados para llevar a cabo el procedimiento. El cirujano usará estos instrumentos para eliminar los tejidos obstructivos y otras obstrucciones para despejar los senos.

Todo el procedimiento se realiza a través de las fosas nasales y deja poca o ninguna cicatriz. Es posible que se produzca cierta hinchazón, pero ésta desaparecerá rápidamente.

Una persona que se somete a esta cirugía por lo general sólo sentirá una leve molestia durante un corto período de tiempo.

La FESS puede realizarse con frecuencia. También puede realizarse de forma ambulatoria.

Cirugía guiada por imágenes

La cirugía endoscópica guiada por imágenes es un procedimiento más reciente que puede recomendarse para formas graves de obstrucción de los senos paranasales o después de cirugías previas de los senos paranasales.

Además de usar un endoscopio, este tipo de cirugía utiliza un sistema de mapeo casi tridimensional para mostrar al cirujano la posición de los instrumentos quirúrgicos. Esto se realiza mediante tomografías computarizadas y señales infrarrojas.

Utilizando esta guía, el cirujano puede navegar por los pasajes de los senos difíciles y eliminar con precisión los tejidos y otras obstrucciones.

Operación Caldwell-Luc

Este procedimiento es menos común y más invasivo. Tiende a realizarse cuando hay un crecimiento presente dentro de la cavidad sinusal.

La operación Caldwell-Luc tiene como objetivo eliminar los crecimientos y mejorar el drenaje de los senos paranasales. Crea una vía entre la nariz y la cavidad debajo del ojo llamada seno maxilar. Esta ventana ayuda al drenaje.

El cirujano hace un corte en la mandíbula superior, por encima de uno de los segundos dientes molares dentro de la boca. Luego entran en la cavidad del seno maxilar a través de este corte. Esta cirugía puede realizarse con anestesia local o general.

Recuperación

Después de la cirugía de los senos paranasales, se puede utilizar un taponamiento nasal. El taponamiento nasal es la inserción de material estéril similar a una gasa en el pasaje nasal para controlar la hemorragia.

El uso del taponamiento depende del tipo de cirugía realizada. El taponamiento puede ser absorbible y se disolverá con el tiempo. Si el taponamiento no es absorbible, el médico deberá retirarlo.

Los períodos de recuperación varían según la cirugía realizada y otros factores como la edad y el estado general de salud. Sin embargo, muchas personas experimentan muy pocas molestias después de la cirugía de los senos paranasales. La mayoría de las personas pueden irse a casa el mismo día de la cirugía.

Dependiendo de la extensión de la cirugía, una persona puede recibir medicamentos con receta para el dolor durante la recuperación. Después de la operación, es común experimentar:

  • una leve incomodidad
  • fatiga
  • congestión nasal
  • pequeñas cantidades de sangrado

Las personas deben seguir de cerca las instrucciones de su médico para el cuidado posterior y tomar todos los medicamentos según lo prescrito. Es posible que tengan que hacer cambios en su rutina diaria durante las dos primeras semanas después de la cirugía.

Los medicamentos comunes que se recetan después del procedimiento suelen incluir enjuagues salinos, esteroides y antibióticos.

Riesgos

Las complicaciones que pueden ocurrir durante la cirugía de los senos paranasales son en su mayoría poco frecuentes e incluyen las siguientes:

Sangrado

El sangrado después de la cirugía tiende a ocurrir dentro de las primeras 24 horas. Sin embargo, a veces puede ocurrir más tarde, después de días o incluso semanas. Si se desarrolla un coágulo dentro del tabique óseo entre las fosas nasales, comúnmente llamado tabique, entonces debe ser removido.

Complicaciones intracraneales

El tabique se une al techo de la nariz. Esta delgada capa de hueso puede dañarse durante la cirugía de los senos paranasales. Sin embargo, esta es una complicación muy poco frecuente.

El líquido cerebral puede filtrarse en la nariz y, en casos graves, puede provocar una infección en el revestimiento del cerebro, como la meningitis. Si bien este problema es extremadamente raro, a menudo se identifica y se repara mientras se realiza la cirugía inicial.

El daño al ojo o al tejido circundante

Como los senos nasales están tan cerca del ojo, a veces puede producirse una hemorragia en el ojo. Esto ocurre cuando la delgada capa de hueso que separa el seno del ojo se daña. Esto es poco frecuente y, una vez más, se suele detectar y tratar mientras se realiza la cirugía.

En casos extremadamente raros, se ha informado de pérdida de visión y ceguera. También ha habido informes poco frecuentes de daños en los músculos que mueven el ojo, lo que puede provocar una visión doble temporal o permanente.

Otros casos pueden provocar un cambio en el funcionamiento de los conductos lagrimales, causando un lagrimeo excesivo.

Cambios en la voz de una persona

Los senos paranasales afectan la resonancia de la voz de una persona. Una complicación de la cirugía de los senos paranasales a veces puede provocar un cambio en la voz de una persona.

Pérdida del olfato o del gusto

Después de la cirugía de los senos nasales, el sentido del olfato de una persona suele mejorar debido a la restauración del flujo de aire. Sin embargo, puede empeorar en casos raros dependiendo de la extensión de la hinchazón o la infección. Esto suele ser temporal, pero puede prolongarse.

Infección

Tratar con las infecciones de los senos nasales es la razón principal por la que se realiza la cirugía de los senos nasales. Una persona con sinusitis puede desarrollar otras infecciones en esta área como resultado de la cirugía.

Sin embargo, esta complicación también es posible si una persona no se somete a una cirugía para una infección sinusal a largo plazo.

Problemas nasales

La cirugía de los senos nasales suele mejorar el flujo de aire. Sin embargo, en casos raros, la cirugía puede empeorar esto. También se pueden acumular pequeñas cantidades de tejido cicatrizante en el pasaje nasal que requerirá otro procedimiento para su eliminación.

Alternativas a la cirugía

Antes de recurrir a la cirugía, el médico intentará una variedad de otros tratamientos. Hay una gama de medicamentos que pueden emitirse, así como otros procedimientos que pueden mejorar los síntomas.

Estos otros tratamientos incluyen:

  • antibióticos
  • enjuagues o aerosoles nasales salinos
  • aerosoles descongestionantes nasales
  • aerosoles de esteroides nasales
  • esteroides orales
  • medicamentos para la alergia
  • antihistamínicos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here