Diferencias entre las infecciones de los senos paranasales y las alergias

0
313

Una alergia se produce cuando el sistema inmunológico del cuerpo reacciona de forma exagerada ante los irritantes y los alérgenos. Una infección de los senos paranasales, a veces llamada sinusitis, suele ser bacteriana o viral.

Los síntomas de las alergias y las infecciones de los senos paranasales pueden ser muy similares. Ambos problemas pueden causar dolor y presión en los senos paranasales, secreción nasal, congestión y estornudos. Además, las alergias a veces pueden provocar infecciones de los senos paranasales.

Es importante obtener un diagnóstico preciso porque los tratamientos para las alergias y las infecciones de los senos nasales son diferentes.

En este artículo, discutiremos las diferencias entre estos temas y los tratamientos para cada uno.

¿Cuál es la diferencia?

La infección de los senos paranasales, a veces llamada sinusitis, ocurre cuando los senos paranasales se infectan o inflaman. Hay cuatro pares de senos en el cráneo y la cara, cualquiera de los cuales puede desarrollar sinusitis.

La sinusitis puede ser aguda o crónica. Si es aguda, significa que es temporal, y los síntomas desaparecen en unos 10 días.

Es probable que un médico diagnostique sinusitis crónica cuando los síntomas han persistido durante más de 12 semanas y el tratamiento médico no ha funcionado.

La sinusitis crónica es más común en personas con alergias, asma, desviación del tabique y otras condiciones que pueden bloquear la nariz o los senos paranasales.

Las alergias, por su parte, son un tipo de reacción del sistema inmunológico.

En una persona con alergias, el sistema inmunológico combate agresivamente una sustancia inofensiva, causando dolor e inflamación.

Cuando una persona inhala una sustancia a la que es alérgica y sus senos nasales se inflaman, un médico puede referirse a esto como fiebre del heno o rinitis alérgica.

Las alergias a sustancias inhaladas, como el polvo y la caspa, pueden causar inflamación y síntomas que se asemejan a los de la sinusitis.

En algunos casos, una alergia puede desencadenar una infección de los senos paranasales.

Cuando los senos paranasales se hinchan como reacción a un alérgeno o irritante, las bacterias y otros patógenos pueden quedar atrapados en la nariz, causando potencialmente una infección.

Las infecciones de los senos paranasales, por otro lado, no causan alergias. Sin embargo, si una persona tiene alergias y sinusitis, la infección puede empeorar los síntomas de la alergia.

Síntomas

La sinusitis y las alergias pueden causar hinchazón en los conductos nasales, lo que provoca congestión o congestión nasal. Ambos problemas también pueden causar dolores de cabeza y una sensación de presión en la cara.

Sin embargo, algunas distinciones sutiles pueden ayudar a una persona a determinar si está experimentando una reacción alérgica o una sinusitis.

Las alergias pueden aparecer sin previo aviso o con cambios en las estaciones. La sinusitis suele aparecer después de un resfriado u otra infección viral.

Alergias

Una persona puede tener una reacción alérgica si la tiene:

  • síntomas que aparecen y desaparecen o aparecen sólo en determinadas épocas del año
  • síntomas que aparecen sólo en ciertas situaciones, como en una tienda de mascotas
  • ojos llorosos y con picazón
  • una secreción acuosa, clara o delgada de la nariz
  • estornudos frecuentes

Sinusitis

Una persona puede tener sinusitis si experimenta:

  • moco espeso que es amarillo o verde
  • síntomas que no parecen estar relacionados con ciertos lugares o situaciones
  • dolor en las encías o por encima de los dientes
  • mal aliento
  • una intensa presión en la cara
  • una capacidad reducida de oler o saborear
  • una fiebre

Diagnóstico

Un médico puede ayudar a diagnosticar la sinusitis o diferentes alergias.

Alergias

Un médico puede diagnosticar una alergia con pruebas. Un alergólogo, un médico que se especializa en alergias, puede tomar una muestra de la sangre o la piel de una persona para realizar pruebas.

También puede pedirle a la persona más información sobre su historial médico.

Sinusitis

Un médico puede diagnosticar la sinusitis del siguiente modo:

  • realizando un examen físico
  • preguntando por los síntomas
  • considerando el historial médico de la persona
  • realizando una tomografía computarizada
  • realizar una endoscopia

Para identificar la causa de los síntomas, el clínico puede preguntar si la persona ha tenido recientemente un resfriado o ha estado expuesta a alérgenos comunes.

También puede examinar la nariz, presionar los senos nasales o tomar una muestra de la secreción nasal para comprobar si hay bacterias.

Tratamiento

Hay una variedad de tratamientos para las alergias y la sinusitis.

Alergias

El tratamiento adecuado de la alergia depende del alérgeno y de los factores específicos de la persona.

Algunas opciones incluyen el uso:

  • esteroides nasales para reducir la inflamación
  • antihistamínicos
  • descongestionantes
  • medicamentos llamados estabilizadores de mastocitos
  • medicación oral con esteroides
  • la inmunoterapia, que consiste en exponer lentamente a la persona a pequeñas cantidades de un alérgeno para reducir la reacción del cuerpo
  • evitando el alérgeno
  • usando un autoinyector de epinefrina, si la persona tiene reacciones alérgicas graves

Sinusitis

Desbloquear los senos y las vías nasales puede ayudar a aliviar los síntomas de la sinusitis. Esto permite que los senos nasales se drenen, reduciendo el riesgo de una mayor inflamación e infección.

Los siguientes tratamientos pueden ayudar:

  • ruborizaciones de los senos paranasales
  • inhalación de vapor
  • aerosoles salinos para mantener la nariz limpia
  • esprays de esteroides de venta libre para reducir temporalmente la inflamación
  • Aerosoles de esteroides de prescripción médica
  • tiras nasales para facilitar la respiración durante el sueño

Si hay una infección bacteriana, el médico puede recetar antibióticos.

En muchos casos, una persona no necesita tratamiento con receta. Según la Academia Americana de Asma, Alergia e Inmunología, el 70% de las personas con sinusitis se recuperan sin necesidad de medicamentos.

Cuando una persona tiene sinusitis crónica, el médico puede recomendar una cirugía para eliminar las obstrucciones de los senos nasales o la nariz. Esto es típicamente el último recurso, y una persona puede necesitar tratamiento médico continuo para prevenir que el problema se repita.

Prevención

Alergias

Ciertas estrategias pueden reducir las posibilidades de desarrollar alergias o evitar que los síntomas de la alergia empeoren con el tiempo.

Estas estrategias implican:

  • la exposición temprana a los alérgenos alimentarios comunes, incluso a través de la leche materna
  • exposición temprana a los animales
  • Evitar la exposición a los ácaros del polvo limpiando y desempolvando regularmente y utilizando ropa de cama hipoalergénica
  • evitar la exposición al humo del cigarrillo

Sinusitis

Algunas estrategias de estilo de vida y tratamientos caseros pueden ayudar a prevenir la sinusitis, especialmente cuando el problema es crónico.

Estas estrategias implican:

lavarse las manos regularmente y mantener la nariz limpia para reducir la propagación de la infección
usando enjuagues nasales para limpiar los conductos nasales
tratando cualquier alergia para reducir la inflamación
evitando cualquier alergeno

Cuándo ver a un médico

Ni la sinusitis ni las reacciones alérgicas suelen ser emergencias médicas. Sin embargo, una persona puede desarrollar una reacción grave llamada anafilaxia, que puede ser mortal.

A continuación se enumeran los síntomas de la anafilaxis:

  • dificultad para respirar
  • un sarpullido
  • cambios en el ritmo cardíaco
  • hinchazón en la garganta

Cualquier persona que experimente esto debe llamar al 911 o buscar atención médica de emergencia.

Si la sinusitis es el resultado de una infección bacteriana y la persona no recibe tratamiento, la infección puede propagarse a otras áreas del cuerpo. Es crucial buscar tratamiento inmediato para la fiebre, la confusión, los escalofríos u otros síntomas graves después de un ataque de sinusitis.

Cualquier persona que tenga alergias o sinusitis debe consultar a un médico si:

  • los síntomas no desaparecen en una semana
  • los síntomas empeoran
  • los síntomas no mejoran o empeoran con los medicamentos de prescripción
  • los tratamientos para la alergia dejan de funcionar

Conclusión

El dolor y la presión de las alergias y la sinusitis pueden dificultar el sueño y la concentración. Esto puede afectar la calidad de vida de una persona.

Ambas condiciones son tratables. Un médico, como un alergólogo o un otorrinolaringólogo, puede ayudar a diagnosticar el problema y recomendar un curso de acción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here