Yemen: el país donde cada diez minutos muere un niño

Yemen: el país donde cada diez minutos muere un niño

Desde el año 2015 la República Yemení atraviesa una guerra civil donde día a día se vulneran los derechos humanos. Aquellos derechos que reivindicamos día a día para el bienestar de nuestros allegados. A dicha situación, que afecta directamente a los más inocentes,  hay que añadirle una epidemia de cólera y la pandemia de Covid-19. Una mezcla de ingredientes que traen como resultado la mayor crisis humanitaria experimentada por el país en los últimos 100 años.

Año 2011, un levantamiento fuerza al presidente autoritario de Yemen Ali Abdullah Saleh, a abandonar la presidencia. Así, el poder queda en manos de su vicepresidente, Abdrabbuh Mansour Hadi. Una transición política que por desgracia, no trajo la estabilidad a la población yemení.

El conflicto ha enfrentado a las fuerzas gubernamentales del país contra los hutíes, un grupo de rebeldes que a finales de 2014 y principios de 2015, aprovechando la debilidad del nuevo presidente, toma Saná, la capital. Tras ello, Hadi se ve obligado a exiliarse. 

A día de hoy, seis años después del estallido del conflicto, el fin no parece estar cerca. Es más, meses atrás, el país experimentó un repunte de combates. Una auténtica amenaza en el camino hacia la paz.

Hambruna

Yemen es un país donde el 80% de la población necesita ayuda humanitaria. La situación está privando de su derecho a vivir a los más inocentes. Niños yemeníes deambulan por las calles más cerca de la muerte que de la vida. De hecho, 85.000 niños y niñas han muerto de hambre en los últimos cuatro años.

Una muerte terrible ya que “sufren enormemente a medida que las funciones de sus órganos vitales disminuyen y finalmente se detienen, sus sistemas inmunológicos son tan frágiles que son más propensos a las infecciones. Algunos están tan débiles que no pueden llorar”. “Los padres tienen que observar cómo sus hijos se van consumiendo incapaces de hacer nada al respecto”, Tamer Kirolos, Save The Children Yemen.

Los incesables combates han agravado la situación de hambruna bloqueo de ayudas humanitarias. A la escasez de alimentos, hay que sumarle su alto coste. Un precio al alcance de muy pocos. Por ello, muchas familias se acuestan sin haber comido nada, con la impotencia de no poder ofrecerle alimento a sus hijos.

Brotes de Cólera y Covid-19 asolan Yemen

Yemen arrastra un brote de Cólera desde el año 2016, al que se ha sumado recientemente la pandemia por coronavirus. Una situación que ha puesto al país contra las cuerdas. Ambas enfermedades infecciosas suponen un exponencial riesgo en un país con un sistema sanitario colapsado y donde la mayor parte de la población es de riesgo, en especial los niños,  a causa de las difíciles condiciones de vida.

A pesar de que poco se puede ayudar para alcanzar la paz, evitar la hambruna sí está al alcance de todos. Para ello, existen diversas plataformas que ponen a disposición de la ciudadanía métodos para contribuir en la causa: SaveTheChildren.org, ProjectHope.org, UNRefugees.org, Islamic-Relief.orgBaitulmaal.org.

Dejar respuesta

Your email address will not be published.