martes, marzo 9, 2021
- Advertisement -

La transmisión del COVID-19 incrementa la aparición de nuevas cepas

Más de 1.700 científicos de 124 países se han reunido en un encuentro que ha sido organizado por la Organización Mundial de la Salud -OMS-. En ella han avisado de que el aumento de la transmisión del COVID-19 incrementará la aparición de nuevas cepas. Por lo que han destacado la importancia de integrar el estudio de las nuevas variantes en la agenda global de investigación e innovación.

La reunión ha estado estructurada en torno a seis áreas temáticas. Abarcan desde la epidemiología y modelización matemática, hasta la biología educativa, modelos animales, ensayos y diagnósticos. Han pasado por la gestión clínica y terapéutica y vacunas.

El director general del organismo de las Naciones Unidas, Tedros Adhamos Ghebreyesus, ha señalado en el encuentro que la ciencia “y la investigación han desempeñado un papel vital en la respuesta a la pandemia desde el primer día. Y seguirán siendo el corazón de todo lo que hace la OMS”.

Tal y como recuerdan los científicos, es “normal” que los virus muten. Pero, cuanto más se propaga el virus, más probabilidades tiene de cambiar. De esta forma, han insistido en la importancia de investigar para detectar y comprender de manera temprana el impacto potencial de las variantes emergentes en los diagnósticos, tratamiento y vacunas.

La jefa del Plan de Investigación y Desarrollo de la OMS, Ana Maria Henao Restrepo, ha dicho que nuestro objetivo “es adelantarnos en el juego y tener un mecanismo global para identificar y estudiar rápidamente las variantes de interés. Y así comprender sus implicaciones para los esfuerzo de control de enfermedades”.

La transmisión del COVID-19 genera nuevas cepas

De las variantes más importantes encontradas hasta ahora, algunas están asociadas con aumentos en la transmisibilidad pero no con la gravedad de la enfermedad. No obstante, se están realizando investigaciones para determinar si los cambios afectan las herramientas y medidas de salud pública disponibles para luchas contra el COVID-19.

En ese sentido, los expertos han recordado que la secuenciación genómica ha sido fundamental para identificar y responder a nuevas variantes. “Hasta ahora se han compartido públicamente 350.000 secuencias asombrosas. Pero la mayoría provienen de un puñado de países. Mejorar la cobertura geográfica de las secuenciación es fundamental; para que el mundo tenga ojos y oídos en los cambios en el virus”, ha comentado la líder técnica de la OMS sobre COVID-19, Maria Van Kerkhove.

Según los investigadores, una vigilancia mejorada y capacidad de laboratorio para monitorear las cepas de interés debe ir acompañada de un intercambio inmediato de muestras de virus y suero. Esto se hace a través de mecanismos acordados a nivel mundial, con el fin de que el estudio pueda iniciarse “rápidamente” en cada ocasión.

Finalmente, los científicos han apostado por utilizar las plataformas de datos nacionales para documentar datos clínicos, epidemiológicos y de virus cítricos que faciliten la detección y evaluación de nuevas variantes del coronavirus.

 

Carmen Romero
Periodista y Redactora de Murcia Noticias. Escritora. Mis libros: Resaca Emocional (2018) 7 Sentimientos (2020) Social Media Manager. Edición gráfica y creativa, y de videos.
- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here