¿Quién es Spiriman? Todo lo que tienes que saber de Jesús Candel

¿Quién es Spiriman? Todo lo que tienes que saber de Jesús Candel

Jesús Candel, es el hombre que se encuentra tras el apodo de Spiriman. Jesús Candel es un médico en Granada y es quien lideró las protestas contra la mala gestión sanitaria de la Junta de Andalucía, poniendo contra las cuerdas a la presidenta Susana Díaz. Jesús Candel es médico de urgencias, está casado con una doctora, y tiene cuatro hijos.

No era alguien desconocido para la sociedad granadina. Su alias viene de Spiribol, un deporte que se inventó su abuelo y que da nombre a la ONG que tiene, en la que ayuda a niños con problemas a través de la actividad física. Con esta organización han colaborado deportistas tales como Carles Puyol y artistas como Sara Baras.

Candel se replanteó su decisión de continuar ejerciendo su profesión cuando una noche en Urgencias estuvo a punto de no poder evitar la muerte de una paciente, una situación límite que atribuyó a los recortes decretados por los políticos. Su mujer, también médico de profesión, le animó a continuar y Candel lo hizo bajo una premisa clara: dedicaría su vida a luchar contra esos recortes en Sanidad que entonces gestionaba la Junta socialista.

Su historia

Spiriman, comenzó como médico contratado en precario. Cabreado con la fusión de los hospitales granadinos en uno solo para recortar gastos que luego Susana Díaz decía que era obra de Montoro, empezó solo atrincherado en las redes sociales a reportar quejas contra dicha gestión de una forma un tanto peculiar y muy a su manera. Esto le concedió un gran éxito en Granada, su ciudad de residencia, donde sacó a la calle a decenas de miles de personas en su primera protesta.

En aquella manifestación, el propio Spiriman reconoció que, solo pretendía hacer un vídeo con unas doscientas personas, por lo que se mostró “alucinado” por la respuesta de sus vecinos granadinos. Esta concentración se producía apenas unas semanas después de que hubiera otra por la fusión del Hospital Clínico con el nuevo centro hospitalario del Parque Tecnológico de la Salud (PTS)

Luego saltó a Huelva, a Jaén, a Málaga…


Famoso en las redes y en la calle

“Hoy después de haber hecho unas cuantas guardias, después de esta magnífica fusión hospitalaria que han hecho en mi ciudad de Granada, me toca dar las gracias a toda esa gente que ha ideado esta magnífica fusión. Es indignante que con los medios que tenemos la situación funcione tan mal. Es muy fácil decir que la gente se acostumbrará, pero yo lo estoy viviendo como médico de urgencias del ahora hospital complejo La Caleta. Estoy hasta las narices, estoy cansado de tanto chupatintero que existe en mi profesión y de tanta gente que se calla porque su culo depende de eso”.

Son las palabras de Spiriman. Directa, contundente. Se convirtió en el hombre más popular de Granada y líder de las movilizaciones masivas que se convocaron en la ciudad andaluza contra la fusión hospitalaria que diseñó la Consejería de Salud.

El diario, ‘Libertad Digital’, decía así en uno de sus titulares el 10 de octubre de 2018:

Miles de personas venidas de toda Andalucía, convocadas por la asociación Justicia por la Sanidad, se han manifestado este domingo en Sevilla hasta la sede de la Presidencia de la Junta, el Palacio de San Telmo, para reclamar una “sanidad digna”.
Los organizadores han calculado que han asistido más de 50.000 personas, con una longitud de dos kilómetros desde la cabeza a la cola de la manifestación, si bien fuentes policiales rebajan la cifra a menos de 10.000 personas.
Encabezaba la manifestación el médico granadino Jesús Candel, conocido como Spiriman, que ha dicho a los periodistas que esta movilización es una más” de las muchísimas acciones que llevan a cabo para denunciar al Gobierno de la Junta de Andalucía como una organización criminal que delinque de una forma contumaz”.

Incluso, creó el borrador de un manifiesto para presentar ante la Consejería de Salud.

manifiesto-de-spiriman-41913572

Tras las protesta llegaron las denuncias

Pero, tras meses de enfrentamientos y manifestaciones, Spiriman se puso en el ojo de la tormenta.

Con su lenguaje desbocado, Candel hizo un rotundo y masivo empleo de las redes sociales para liderar la lucha contra el sistema sanitario y las reformas. finalmente dobló el brazo de Susana Díaz, que abandonó su reforma para Granada, pero se vio abocado a otra clase de lucha, la de numerosas batallas judiciales que le plantearon personas y organismos a los que Candel había insultado una y otra vez. La primera, por supuesto, la ex presidenta Susana Díaz.

En enero del 2018 Spiriman cargaba contra la presidenta andaluza, a quien no sólo señaló como instigadora de unas pintadas amenazantes en su casa, sino que insultó en un vídeo subido a su cuenta de Facebook en el que decía textualmente: “Susana, eres una hija de puta” o  “Susana Díaz lidera una organización criminal”

A Susana Díaz se le unieron pronto autoridades sanitarias, mujeres, fiscales, periodistas e incluso sus propios compañeros de profesión. Para todos ellos tenía insultos, mofas, palabras gordas… que terminaron por llevarle ante los tribunales.

A tal punto llegó la situación que el Colegio de Médicos de Granada le castigó con un mes sin ejercer su profesión. La sanción colegial reconocía que aunque el móvil de Candel es “la defensa de la sanidad pública y del paciente”, existen “otros procedimientos internos para poder mejorar la sanidad, sin necesidad de proferir insultos en las redes sociales a otros colegiados”.

La fiscalía tomó medidas

Tiempo después, la Fiscalía presentaba una denuncia contra Jesús Candel, la denuncia recogía una detallada relación de los insultos de Candel en las redes sociales: “Sinvergüenza, víbora, mierda, la chupó mucho para llegar adonde está, tonta del culo, cómo os bajáis las bragas, yo te pego dos guantazos cada vez que abres esa boca que te pongo mirando pá Cuenca, os merecéis que os den una patada en los huevos, algunos médicos son una panda de cagaos …”

Avalada por 2.500 firmas de usuarios y profesionales de la sanidad pública. En la que se afirmaba que “son constantes los comentarios humillantes, hostiles, denigrantes además de soeces y de dudoso buen gusto que lanza amparándose en la libertad de expresión. Además, Candel ha elaborado un permanente discurso de odio contra los colectivos sociales que a su entender no comparten sus posiciones sobre el modelo sanitario de la ciudad, tales serían las mujeres, el personal sanitario, los periodistas y los representantes políticos democráticamente elegidos”.

La vuelta de Spiriman: El pollonavirus

Su regreso estrella surgió nuevamente con su intervención en Sálvame, donde protagonizó una sonada bronca con su presentador y algunos de los tertulianos.

El mismo Spiriman que hace días calificaba el coronavirus de “catarro de pacotilla”, señalaba que “los dirigentes han dejado que esto se expanda. Pedro Sánchez es un mierda y Marlaska lo mismo. No me puedo fiar de lo que digan sus cifras porque estoy viendo la realidad. La gente se está muriendo, está siendo ingresada muy grave y los respiradores escasean”.

El médico y showman volvía con fuerza para atacar a “todos los responsables de la reproducción del coronavirus en España” Ahora, continúa con sus videos de vocabulario soez y palabras “mayores” contando la situación que está viviendo con esta pandemia y procurando que su seguidores sepan su experiencia de lo que está pasando, en los pasillos de los hospitales andaluces.

En lo único que coinciden partidarios y detractores de Jesús Candel, Spiriman, es en su número: en ambos casos suman a miles de personas.

 

 

Dejar respuesta

Your email address will not be published.