Nuevo modelo de exámen al que tendrán que enfrentarse los alumnos durante la Selectividad 2020

Nuevo modelo de exámen al que tendrán que enfrentarse los alumnos durante la Selectividad 2020

El Gobierno y los representantes educativos de cada comunidad autónoma han pactado este miércoles aplicar nuevas medidas excepcionales sobre el ámbito escolar como consecuencia de la propagación del Covid-19 y la posterior suspensión de clases hasta el 11 de abril.

Por un lado, han decidido suprimir las evaluaciones externas de Primaria y Secundaria para este curso académico. Por otro lado, han aprobado el aplazamiento de la Selectividad hasta finales de junio o principios de julio.

En concreto, las fechas seleccionadas son el 22 de junio y el 10 de julio para la convocatoria ordinaria y antes del 10 de septiembre para la extraordinaria. También se ha decidido modificar el modelo y el temario de las pruebas “con el objetivo de que el alumnado no se vea perjudicado por no haber trabajado en clase algún bloque o bloques de contenido de alguna de las materias”.

En la reunión se ha decidido aplazar también el plazo para preparar las matrículas, así que la asignación de plazas no se podrá efectuar antes del 25 de septiembre.

Conferencia telemática

Estas decisiones han sido tomadas durante la Conferencia Sectorial de Educación realizada por videoconferencia. Esta la han presidido la ministra Isabel Celaá y el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, junto a los consejeros de las comunidades autónomas.

“De ninguna de las maneras está previsto que se acabe el curso. El curso sigue. En relación a lo que queda de curso, el 11 de abril nos volveremos a asomar a esta videoconferencia para ver las circunstancias y cómo transitamos el final del curso. Esperamos que pueda haber una actividad presencial de los alumnos que nos permita llevar al menos por unos días a repasar al menos los contenidos más importantes y llevarlos a la prueba de la EBAU”, ha señalado Celaá.

Además ha indicado que “de no ser así, adoptaremos algunas decisiones para seguir por la vía telemática, pero ajustando los aspectos más relevantes del temario. Ninguna familia tiene que preocuparse. Trabajamos para que ningún alumno pierda el curso por la pandemia y para que todos puedan ser evaluados en condiciones de justicia y equidad”.

Circunstancias difíciles

La Ministra de Educación había propuesto a las comunidades autónomas la suspensión de los exámenes finales de 3º y 6º de Primaria y 4º de la ESO, previstos por la Lomce que iban a efectuarse en la mayoría de territorios para el mes de mayo, pero les había dejado libertad para decidir este miércoles.

Andalucía, Castilla y León, la Comunidad de Madrid, el País Vasco, Baleares, Cantabria y Navarra han sido las primeras autonomías en manifestar su opinión de suspenderlas, mientras que Cataluña quería aplazarlas.

En la reunión se ha tratado también como actuar ante las evaluaciones ordinarias “en estas complejas circunstancias” y se ha hecho un llamamiento a las CCAA para que “se tenga en consideración a los alumnos con mayores dificultades para acceder a los medios a distancia y online“, según fuentes presentes en la conferencia.

Nuevo modelo de examen

Según fuentes del Ministerio de Universidades sobre el examen de Selectividad “no se reduce el temario, lo que cambia es el modelo de examen”. Se va a cambiar el tipo de prueba para que los alumnos tengan la posibilidad de alcanzar la máxima nota. Mientras que antes los alumnos tenían que elegir entre la opción A y la opción B y asumir las preguntas que hubiera en cada opción, ahora los alumnos pueden escoger preguntas de ambas opciones.

Los estudiantes van a poder configurar un conjunto de respuestas que le permitan obtener un 10 gracias a la posibilidad de seleccionar preguntas de cada opción.

“Cada bloque va a tener más opciones de preguntas para garantizar que siempre hay preguntas correspondientes al temario que se ha trabajado previo al 10 de marzo, que es cuando cierra el espacio educativo. Digamos que lo que se garantiza es que en cada bloque el alumno va a tener materia que ha trabajado presencialmente”, comunican fuentes de Universidades.

Según Celaá: “Hemos decidido adaptar las pruebas en términos de aportar mayor flexibilidad a la prueba, de tal manera que haya más opcionalidad en la prueba para que el alumno que ha trabajado en contenidos diferentes, no sólo en las distintas comunidades autónomas, sino en los distintos centros educativos, pueda demostrar lo que sabe, no aquello que no ha dado”.

Erasmus

En lo que concierne a los alumnos que están cursando sus estudios en el extranjero, el Ministerio va a establecer sistemas específicos para homologarlos, puesto que, “la mayoría del alumnado está continuando las clases en la modalidad online“.

Sindicatos como CSIF consideran”decepcionante” la solución dada: “La única decisión ha sido retrasar la prueba, cuando se deberían haber tenido en cuenta diferentes escenarios sobre las diferentes evaluaciones en los diferentes ciclos de la educación, así como respecto al calendario escolar, teniendo en cuenta la incertidumbre que hay sobre la evolución de la pandemia”.

Dejar respuesta

Your email address will not be published.