jueves, mayo 6, 2021
- Advertisement -

Museo Salzillo cede el boceto ‘Evangelista’ a la exposición itinerante ‘Non Finito. El arte de lo inacabado’

El Museo Salzillo de Murcia ha cedido uno de los bocetos de Francisco Salzillo para formar parte de la exposición itinerante ‘Non Finito. El arte de lo inacabado’, organizada por el Museo Nacional de Escultura y la Fundación La Caixa.

La exposición ‘Non Finito. El arte de lo inacabado’ se inauguró el pasado 7 de abril y estará hasta el 15 de agosto de 2021 en Caixa Forum Palma. En el Museo Nacional de Escultura de Valladolid estará del 22 de septiembre al 9 de enero de 2022; y en Caixa Forum Zaragoza, del 9 de febrero al 29 de mayo de 2022.

El boceto ‘Evangelista’ comparte salas con piezas de muy diversos materiales: bocetos, pinturas, acuarelas, relieves, fotografías, esquisses, manuscritos literarios, escritos, estudios, partituras, películas, documentales y grabados.

Según la directora del Museo, María Teresa Marín, “para el Museo Salzillo de Murcia esta exposición va a contribuir a seguir promoviendo y promulgando el trabajo del escultor murciano, en un año que es de especial importancia, pues se trata del 80 aniversario de la fundación del Museo”.

Entre todas las piezas se hace un largo ciclo histórico, en el que se presenta de manera recurrente esa condición de la obra inacabada en varios registros y lecturas, desde la Antigüedad hasta nuestros días.

Junto a Salzillo, se podrán contemplar obras de Brueghel, Velázquez, Bach, Goltzius, Palissy, Turner, Rodin, Medando Rosso, Smithson, Gargallo, Marey, Brassai, A Ferrant, E. Lootz, Arnulf Rainer, Oteiza, Motherwell, Ryman, Sugimoto, Aballí, Mondrian, Buster, Keaton, Gursky o Ducham.

La muestra, compuesta por obras proceden de grandes colecciones particulares y de museos nacionales e internacionales, está comisariada por la directora del Museo Nacional de Escultura, María Bolaños.

La obra que volverá al Museo Salzillo en 2022 es el boceto del evangelista, uno de los tres dedicados a los autores de los evangelios canónicos, que se conservan el Museo Salzillo. Sirvió de modelo para el de San Juan del monasterio de Hermanas Clarisas de Santa Verónica, hoy en Algezares.

Es representado sentado sobre una voluta, con un libro apoyado en su rodilla izquierda. Al boceto le falta el brazo izquierdo donde sostendría una pluma y conserva una expresiva cabeza que mira hacia el cielo en busca de inspiración.

Su aspecto de obra no acabada y abocetada adquiere gran modernidad en el presente, por su espontaneidad, pues a pesar de ser un instrumento del taller en el proceso de creación de una obra en madera policromada, encierra en sí el valor intelectual de la primera idea del escultor, con un resultado magistral, a pesar de su estado de non finito.

- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here