MN

La importancia de estar por la región de Murcia

23.4 C
Murcia
jueves, mayo 26, 2022

Murcia estrena un gran centro de agrobiodiversidad en el Molino del Amor

El Ayuntamiento de Murcia ha finalizado los trabajos de acondicionamiento del solar anexo a este molino situado en La Albatalía para albergar un centro de investigación sobre la Huerta 

 

La huerta cuenta cada día con más admiradores, curiosos y amantes del patrimonio natural y arquitectónico de Murcia que se acercan a este entorno privilegiado. Y esa sensibilidad está llegando poco a poco también a las Administraciones Públicas. 

Desde que se creó la Concejalía de Huerta en el Ayuntamiento de Murcia en 2015, este servicio municipal no ha dejado de diseñar proyectos para mejorar, visibilizar y divulgar distintos aspectos que afectan a la huerta murciana, a su regadío, a sus construcciones y a costumbres. 

Tras el confinamiento del Covid y el cierre perimetral, muchos murcianos han redescubierto sus raíces y han escogido la huerta como espacio de recreo recurrente o, en algunos casos, como lugar para asentar su vida adquiriendo una vivienda a las afueras, donde es fácil escuchar el agua de las acequias, pasear entre limoneros o descansar la vista en las plantaciones satisfactoriamente ordenadas en los bancales.

En un lugar estratégico en la pedanía de La Albatalía se asienta el Molino del Amor. Es el principio y el fin de uno de los itinerarios más representativos de la historia de Murcia, la ruta de la Aljufía. Está situado al final del Malecón, como punto final del recorrido de Murcia Río, y como principio de una de las rutas más bonitas y completas del municipio de Murcia.

Murcia Noticias ha visitado en exclusiva estas instalaciones con motivo de la finalización de todos los trabajos que afectan a este proyecto diseñado por el Ayuntamiento de Murcia. En verano de 2020 se terminó la restauración del edificio del molino y ahora se han concluido las tareas para el acondicionamiento de sus alrededores, de lo que será el centro de agrobiodiversidad que se alberga en su costado. Molino hidráulico, Murcia

Un espacio abierto, colaborativo y creado para fomentar la investigación de especies autóctonas de Murcia que se han cultivado de forma tradicional, con un método de riego representativo de nuestra tierra. Un espacio para hablar sobre la Huerta murciana. Todo ello será posible gracias a los convenios que la Casa Consistorial firmará, dentro de un breve periodo de tiempo, con la Universidad de Murcia y con asociaciones especializadas en esta materia, tal y como afirman fuentes municipales. 

 

Los siglos de historia del Molino del Amor

Este molino situado en La Albatalía tiene su origen en el siglo XVIII y está regado por la acequia Mayor de la Aljufía, lo que permitía que realizara su labor como molino harinero. Siglos después, este edificio se ampliaría y se le otorgarían distintos usos como el último que tuvo en el siglo XX: comedor para acoger a los obreros de la fábrica de conservas Caravaca. 

Durante el proceso de rehabilitación de este molino, se detectaron diversas peculiaridades que lo hacen único, como unas pinturas en sus muros, nada frecuentes en estas construcciones, o la recuperación del arco del siglo XVIII que da acceso al edificio y que es uno de los elementos protagonistas tras su arreglo. También encontramos en su exterior ventanas tapiadas y los tres arcos por los que el agua accede al molino para ‘activar’ las piedras de la molienda antaño. 

“A la hora de realizar un trabajo arqueológico y de recuperación, cuando en un mismo lugar se encuentran muestras de varios siglos, se debe tomar una decisión y escoger qué siglo va a tener protagonismo tras la obra. Así pues, en este caso, se decidió conservarlo como el siglo XVIII, por ello muchos visitantes encontrarán tapiadas las ventanas de la parte superior, ya que ese fue un piso nuevo añadido siglos posteriores. La finalidad es que la construcción sea coherente con el siglo en el que está ambientada mostrando al visitante cómo era el edificio en su época”, declaran fuentes municipales.

En su interior encontramos un gran y nuevo espacio diáfano para acoger conciertos, encuentros y una exposición fotográfica permanente que está actualmente diseñando el Ayuntamiento de Murcia sobre la historia de esta infraestructura hidráulica. Dentro, también se pueden descubrir restos del suelo original, que en muchas ocasiones estaba compuesto por piedras reutilizadas del propio molino, unas altas vigas que sustentan la cubierta renovada y paredes blancas donde destaca esta curiosa pintura

Pintura siglo XVIII en el Molino del Amor, La Albatalía
Pintura conservada en la restauración del Molino del Amor en La Albatalía, Murcia

El origen del nombre del Molino del Amor hace referencia al amor de Dios, ya que pertenecía a las religiosas de Las Agustinas, las que ahora se encuentran en el barrio de San Andrés de Murcia. Pero en esta pintura aparecen guerreros con las vestimentas propias de la época luchando por una dama, lo que hace que el nombre del molino se ponga en duda. ¿Viene su nombre realmente por amor de Dios? ¿O por el amor romántico hacia esta misteriosa dama?  

Este es solo uno de los muchos detalles que los visitantes pueden encontrar cuando el interior de este edificio abra sus puertas. Un espacio nuevo, con carácter, que recrea con fidelidad y coherencia la historia de este espacio. 

Además, este molino hidráulico está situado en uno de los itinerarios más completos del municipio de Murcia, la antes mencionada ruta de la Aljufía. 

Con este itinerario creado por la Concejalía de Huerta se puede pasear por paradas icónicas como el Molino de la Pólvora, el molino de los Casianos, la Rueda de la Ñora (que actualmente está en proceso de rehabilitación de su entorno), el monasterio de los Jerónimos y por último, la Contraparada, que también cuenta, desde 2018, con un nuevo Centro de Visitantes interactivo para ensalzar la huerta y el río Segura.  

Uno de los proyectos que está también previsto que ponga en marcha próximamente el Ayuntamiento de Murcia de forma paralela es el del arreglo de la pavimentación de esta ruta que incluirá la nueva señalética ecológica de caña de río que se quiere instaurar para identificar monumentos y carriles en la huerta. Un proyecto que fue elaborado por Santa+Cruz Arquitectura, que busca la reutilización de un material de desecho y la coherencia con el paisajismo de la huerta murciana. 

Interior del Molino del Amor, La Albatalía
Interior del edificio restaurado del Molino del Amor, un espacio diáfano para acoger diferentes eventos.

 

Espacio para la agrobiodiversidad: un huerto de investigación

En su parte exterior, el molino se divide en dos zonas. Una plaza-jardín que da acceso al edificio, que es una zona libre y abierta para los ciudadanos, y otra zona donde se asientan los huertos de investigación, una zona cerrada para que asociaciones y entidades como la Universidad de Murcia puedan desarrollar sus proyectos científicos.

Entrada en el Molino del Amor, Murcia
Entrada al Molino del Amor, situado en La Albatalía, Murcia. Plaza-jardín que da acceso al edificio restaurado por el Ayuntamiento de Murcia.

La plaza o jardín se ha diseñado como si fuera un huerto, con plantas autóctonas como el olivo, el álamo o moreras, árboles que no necesitan una gran cantidad de agua y que son propios de los bosques de ribera en el entorno de los cauces y acequias. 

Cuenta con riego tradicional a manta mediante los pequeños canales que se nutren de las acequias que se bifurcan allí, en ese mismo molino desde la Mayor Aljufía nacen la de Zaraiche y la Caravija, que después riega el Huerto Cadenas (el jardín trastero del Museo de la Ciudad) y tiene una calle dedicada en el callejero, junto a Santo Domingo y la Calle Enrique Villar. 

Mobiliario urbano y una iluminación funcional y monumental, hacen de este rincón una parada obligatoria para comprender la importancia de los molinos hidráulicos en Murcia y de cómo las acequias vertebran y nutren el regadío en la huerta. 

Molino del Amor, Centro de Agroecología

Por su parte, la zona destinada a la parte académica está cerrada ya que es de uso exclusivo para entidades que van a gestionarla y que fomentarán la divulgación e investigación de especies autóctonas y de cultivos tradicionales. 

 

Está compuesta por 8 parcelas de 50 metros cuadrados y está pensada para que se visite de forma controlada con el fin de ayudar a esa divulgación de los valores agrícolas de la huerta, por ello cuenta también con una pequeña grada para poder reunir a la gente y dar explicaciones sobre esta temática.

 

Contiene un huerto de cítricos y un higueral, y además cuenta con un vallado de caña en todo el perímetro, un material tradicional de la huerta con el que se recuperaba un residuo o  desecho para darle una segunda vida, un gesto simbólico para poner en valor el trabajo de los artesanos que a día de hoy siguen realizando su actividad con cañas. En este caso, se ha instalado este material en todo el recinto para poner en valor este material natural y la importancia que ha tenido y tiene en la huerta.  

Molino del Amor, La Albatalía

Helena Rodríguez Torres
Helena Rodríguez Torres
Periodista y amante de la comunicación, especializándome cada día en RSC. “Hacer preguntas es prueba de que se piensa.” Rabindranath Tagore.
- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Interesantes

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí