jueves, abril 22, 2021
- Advertisement -

Los votos de Alberto Castillo o de Pascual Salvador, claves para sacar adelante la modificación de la Ley del Presidente

La modificación de la Ley del Presidente permitiría al jefe del Gobierno murciano, Fernando López Miras, volver a presentarse a las elecciones autonómicas, pero necesita una mayoría de 23 votos en la Asamblea Regional. El apoyo de los diputados regionales que actualmente sustentan al Ejecutivo es insuficiente, puesto que solo suman 22 votos (16 de PP, tres de los expulsados de Ciudadanos y tres de los despedidos de Vox).

En esta tesitura, la modificación de la Ley del Presidente está pendiente de sumar solo un voto más a favor, que podría decantar la balanza. En este caso, el apoyo podría venir del único diputado que no ha sido expulsado de Vox, Pascual Salvador, o del presidente de la Asamblea, Alberto Castillo, según ha hecho saber a Europa Press la doctora en Ciencias Políticas y representante del Colegio Oficial de Ciencias Políticas y Sociología de la Región de Murcia, Lola Ferre.

Cabe recordar que Castillo ha sido expulsado este mismo jueves de las filas de Cs por facilitar con su abstención que la Portavocía del Grupo Parlamentario Ciudadanos pase a manos de uno de los tres diputados que fueron también despedidos de la formación naranja por votar en contra de la moción de censura que hubiera desalojado al PP del Ejecutivo murciano.

Ferre ha destacado que Ciudadanos “está descompuesto” tras la fallida moción de censura impulsada el pasado mes de marzo por la formación naranja y el PSOE. Desde entonces, la aritmética parlamentaria “dificulta” sacar adelante la modificación de la Ley del Presidente para que López Miras pueda repetir como candidato a la Presidencia de la Comunidad.

Y es que cabe recordar que López Miras, según la ley actual, habría agotado el límite de presentarse a dos legislaturas, según Ferre, quien explica que es difícil cambiar la normativa porque tanto los grupos parlamentarios de Ciudadanos como Vox “se han roto” en el hemiciclo.

Castillo se abstuvo tanto en la moción de censura como en la votación que ha propiciado el cambio de portavoz en el Grupo Parlamentario de Cs, según Ferre, quien cree que el presidente de la Asamblea “se debe de posicionar y dar ejemplo: o está con unos o con los otros”. Así, ha afeado los “movimientos que ha hecho” hasta ahora.

Para Ferre, la situación es “insostenible” porque la aritmética parlamentaria es complicada y “cada uno irá a lo suyo”. Por ejemplo, ha señalado que el consejero de Empleo, Investigación y Universidades, Francisco Álvarez, ha ocupado solo tres semanas el cargo y ha abandonado para ocupar la Portavocía de Cs en la Asamblea. “Nos vemos abocados a una inestabilidad en las primeras y segundas direcciones de la administración que lleva al inmovilismo, lo que no es bueno, sobre todo, en la situación de crisis actual”.

“Aunque estén parcheando todo con tránsfugas pero, inevitablemente, no se va a poder sostener mucho tiempo y van a tener que convocar elecciones”, explica.

NUEVA NORMATIVA CONTRA EL TRANSFUGUISMO

En este sentido, Ferre cree que en España debería haberse impulsado desde la época del ‘tamayazo’ una normativa sobre el transfuguismo que evitara “este tipo de escenarios tan ridículos”.

A su juicio, el transfuguismo debería “estar sancionado” y cree que la mejor normativa para evitarlo debería implicar el cese de los diputados o concejales que se fuguen, haciendo correr la lista electoral y facilitando el acceso de otra persona elegida por el partido correspondiente que ocupe su lugar.

“El transfuguismo genera una desestabilización de las instituciones, tanto del Ejecutivo como del Legislativo”, según Ferre, quien apuesta por impulsar a nivel nacional y autonómico una normativa que realmente sancione a los tránsfugas.

Ha considerado que los tránsfugas “no merecen estar en las cámaras porque son un fraude para el electorado”. Y es que estas personas se han presentado “con un programa y una marca política que es la que vota la población”, por lo que están cometiendo un “fraude” al marcharse del partido.

“Ciudadanos se presentó con la marca de un partido liberal y ahora, de repente, rompen la baraja y unos se van con el PP y otros por otro lado”, lamenta Ferre, quien recuerda además que la operación que dio pie a esta situación fue “muy singular”.

A este respecto, recuerda que los seis diputados que formaban parte del Grupo Parlamentario Ciudadanos firmaron la moción de censura, por lo que los “tránsfugas” han incurrido en una “hipocresía total”. Han dado lugar, en su opinión, a un “escenario circense” porque la ciudadanía “votó a un partido con un programa y unos candidatos dispuestos a asumirlo y, ahora, han roto la baraja”.

- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here