miércoles, enero 20, 2021

Los hosteleros se concentran frente a San Esteban para exigir la exención fiscales

Hostemur considera que “estamos en medio de un guerra política entre Madrid y Murcia”

MURCIA, 14 (EUROPA PRESS)

Unos cien representantes del sector de la hostelería de la Región de Murcia han rodeado de forma simbólica la sede del Gobierno Regional para exigir al Ejecutivo Autonómico “medidas que ayuden al sector” según ha declarado el presidente de la patronal regional de la Hostelería, Jesus Jiménez.

En declaraciones a Europa Press, Jiménez argumenta que las protestas están dirigidas al Gobierno Regional por que “ellos han sido los que no han cerrado” aunque reconoce que el sector al que representa “está en medio de una lucha política entre los ejecutivos central y autonómico en la que nadie hace nada por ayudarnos”.

En este sentido, el presidente de Hostemur dice “compartir el cierre de la hostelería si así lo consideran necesario para la salud “aunque no está de acuerdo en la forma en que se ha hecho por lo que han exigido, durante la concentración, que “si nos tienen que cerrar también nos eximan del pago de los impuestos ya que la situación del sector es insostenible”.

Así, los manifestantes califican de “indignante” el tercer cierre decretado por el Gobierno Regional y que afecta a los negocios de restauración de los 36 municipios que se encuentran en riesgo de extremo de contagios por coronavirus.

Jiménez cifra que un negocio medio de restauración en la Región de Murcia debe hacer frente a unos pagos fijos de unos 3.000 euros al trimestre entre seguros sociales, IVA y otros impuestos. Además los gastos del propio negocio y las tasas municipales que también ha pedido que sean eximidas por parte de los consistorios.

El presidente de Hostemur ha comprado esta situación con la de otro trabajador que no pueda acudir a trabajar y no cobre pero debe seguir afrontando los gastos de agua, luz, hipoteca y demás.

El representante de la patronal hostelera calcula que con este ritmo “de aquí al verano el 30 por ciento de los negocios se verán abocados a la ruina y al cierre” una tendencia que “continúa con los 1.700 locales que ya han cerrado en el pasado año”.

Jiménez no cree que la hostelería sea la responsable de la propagación del coronavirus y cita como ejemplo el municipio de Los Alcázares donde la restauración estuvo cerrada durante todas las navidades y de una incidencia de 580 casos han pasado a 780 positivos por COVID-19 “por lo que no creemos que la hostelería sea la culpable y las interacciones sociales”

- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here