Los docentes de Religión consiguen que la Consejería se “rasque el bolsillo”

Los docentes de Religión consiguen que la Consejería se “rasque el bolsillo”

El fallo reconoce la demanda presentada en plena campaña de recortes en educación y sanidad por parte del ejecutivo de Ramón Luís Valcárcel

La reciente sentencia de 7 de mayo del Tribunal Supremo obliga a la Consejería de Educación de la Región de Murcia equipar a efectos salariales a los docentes de Religión de los centros públicos con los docentes interinos.

El fallo obligará al departamento dirigido por María de la Esperanza Moreno a hacer números para asumir los pagos al profesorado afectado.

ANPE – sindicato independiente al servicio del profesorado- calcula que la ejecución de esta sentencia va a suponer para la Consejería el desembolso aproximado de 1’5 millones de euros. Desde el sindicato se han dirigido ya al departamento para comenzar a negociar de forma consensuada los plazos y las formas en que se va a retribuir a los docentes. ANPE espera que se lleve acabo con la máxima celeridad que permita la situación actual.

Con este veredicto, tras la demanda presentada por ANPE, se acaba con la discriminación que sufría desde hacía años este colectivo del profesorado.

La sentencia es definitiva y no cabe recurso. Con ella se pone fin a una injusticia que llevó en 2011 a ANPE a presentar los primeros recursos. Desde el primer momento chocó de frente con la Consejería. Esta recurrió a los servicios jurídicos del Gobierno Regional para tratar de evitar ante las distintas instancias judiciales este reconocimiento.

El Supremo da la razón a los docentes de Religión

Miguel Ángel Herrero Piñeyro, licenciado en Filosofía y docente de Religión en el I.E.S Alcántara de Alcantarilla, era miembro en ese momento de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF. Actualmente está en la ejecutiva de USO Murcia y hasta la semana pasada era Secretario de Formación del PSRM. Asegura que cuando se presentaron los primeros recursos las razones que esgrimía la consejería eran pura y duramente económicas. “No había dinero en la Comunidad Autónoma y trataban de retrasar recurso tras recurso para evitar pagarnos ese dinero del que no disponían”, afirma Herrero Piñeyro.

Finalmente, el Supremo ha dado la razón a las demandas de los docentes murcianos de Religión. Según estimaciones del sindicato ANPE, son más de 500 los profesores de primaria y de secundaria los que cumplen con los requisitos exigidos. Podrán cobrarlos siempre y cuando desempeñen las condiciones de antigüedad y formación para cobrar el complemento retributivo. De este complemento de sexenios trabajados, únicamente este colectivo ha estado excluido de entre todo el profesorado público de la Región. Así mismo, esta sentencia implica la consolidación del complemento mensual en la nómina de cada docente en función siempre de la antigüedad de cada uno.

No está claro aún si la CARM les va a obligar a ir presentando reclamaciones uno por uno o si se va a hacer un paquete de negociación. Estos matices formarán parte de la negociación con el ejecutivo regional.

 

Dejar respuesta

Your email address will not be published.