MN

La importancia de estar por la Región de Murcia

11.2 C
Murcia
domingo, octubre 24, 2021
- Advertisement -

La impunidad de las mentiras

Qué extraño es, y más para un periodista, ver que las mentiras vertidas por personajes públicos no tengan ningún tipo de consecuencia. 

Personajes públicos como políticos que ya mienten de manera compulsiva, o comités de salud ficticios, o el CIS de Tezanos, o ese trastorno de lo que ahora es sí, mañana es todo lo contrario,… y una larga lista de decepciones en las que nos mienten hasta en los fallecidos en esta pandemia. Pero tranquilidad, que aquí no pasa nada. Solo a veces, depende de quién lo haga y de qué lado político está el ‘afectado’, la ciudadanía se mueve. 

Pero más allá de sentir remordimientos, se trata de ver quién es el mejor en mentir con una tranquilidad pasmosa. Así, prosigamos enumerando casos de incoherencias públicas impunes, ejemplos de cómo se ríen en nuestra cara, frente a unos vecinos que en estos últimos meses les está costando más que nunca levantar las persianas de sus comercios, seguir luchando y sonriendo para no sumirse en una profunda desesperanza con tal panorama. La praxis de algunos programas de corazón y ¿entretenimiento? se suceden ahora en el Congreso de los Diputados y asambleas regionales. 

Ahí va una resumida exposición: infantilizar a la población mientras estábamos confinados usando la televisión pública, ‘pastorearnos’ (con permiso de los borregos de cuatro patas) como un rebaño que no se queja y sigue fiel a su amo, con ovejas negras que están totalmente politizadas y que solo salen a las calles a manifestarse cuando el coste de la luz marcaba un alza del 3% en 2017, pero callan cuando está a más de 220 euros el megavatio en 2021.

Continuemos por esta zona del levante español. La primera en la frente: mentiras para forzar una moción de censura en Murcia, con la única finalidad de alimentar y saciar egos políticos de personajillos que probablemente no tengan representación en las próximas elecciones. Seguimos con el silencio de los compatriotas del Gobierno Central que solo buscan protegerse entre ellos y no luchar por los intereses reales de los murcianos ya sabemos que ‘perro no come perro’, y al final, el perro deja a Murcia sin conexiones ferroviarias. 

Un silencio sobre la llegada de inmigrantes a España por las Islas Canarias, otro silencio de la compensación millonaria a Plus Ultra, la línea ‘estratégica’ para el Gobierno que operaba sólo un 0,06 % de los vuelos en España, otro silencio sobre el grito de auxilio hacia el Mar Menor, otro silencio y otro, y otro, y otro. Y el más doloroso: el silencio en las responsabilidades. 

Ni una dimisión, ni una disculpa. 

 

Y eso es peligroso. La gente comienza a ‘tomarse’ la justicia por su cuenta, a no creer en la democracia ni en partidos políticos, que al final (no olvidemos) es una herramienta de participación ciudadana. Se escuchan a los radicales, se apoderan de nuestras calles personajes de ideologías totalitarias que no pertenecen a este siglo, los modelos a seguir para los más jóvenes no son los mejores, sino los que tienen más likes. Una sucesión de trágicas desdichas que moldearán a las generaciones venideras y su forma de ver el mundo, y por tanto de actuar. 

Y esta espantosa enumeración no significa otra cosa que el augurio de una nueva era que se está fraguando en España en la que la verdad carece de importancia en nuestra sociedad. Cada día más, la palabra de la gente va disminuyendo de valor y por ende, mediante este acto, estamos devaluando la honestidad, la integridad y la responsabilidad. ¿Queremos un futuro sin estos valores? ¿Acaso tendremos un futuro en paz sin ellos?

- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here