La Guardia Civil incauta más de 2.000 plantas de marihuana en Murcia

La Guardia Civil incauta más de 2.000 plantas de marihuana en Murcia

La Guardia Civil de Murcia ha detenido a los cuatro miembros de un clan familiar como presuntos autores. Se les acusa de delitos de cultivo, elaboración y tráfico de droga, defraudación de fluido eléctrico y de pertenencia a una organización criminal. Se han incautado más de 2.000 plantas de marihuana sativa, cerca de dos kilos de cogollos de marihuana, un arma larga y dinero, en dos chalets con conexión ilegal a la red eléctrica.

La benemérita ha desarrollado una investigación que se ha saldado con la desarticulación de una organización criminal. Estaba integrada por cuatro miembros de una misma familia que, presuntamente, se dedicaba al cultivo de plantas de cannabis sativa.

2.000 plantas de marihuana

Producían en un invernadero oculto en una vivienda de campo de El Romeral-Molina de Segura. Allí han incautado 1.316 plantas de cannabis sativa, un arma larga, dinero y numerosos útiles destinados o su cultivo. En una segunda vivienda, ubicadas a escasos metros de la primera, se ha desmantelado otro invernadero indoor. Contenía 702 plantas de cannabis sativa, donde también se han aprehendido cerca de dos kilos de cogollos de marihuana listos para su distribución. Esta segunda fase de la investigación continúa Berta a la espera de identificar a las personas relacionadas con esta plantación.

La operación se inició el pasado mes de febrero, cuando la Guardia Civil advirtió un fuerte olor característico a marihuana. Y una posible conexión ilegal a la red eléctrica en una vivienda de campo de El Romeral, termino municipal de Molina de Segura.

Se establecieron numerosos operativos de vigilancia. Esto permitió averiguar las personas y vehículos que frecuentaban la vivienda. Algunas de las cuales contaba con antecedentes por delitos contra la salud pública por tráfico de droga.

La primera línea de investigación dio sus frutos después de comprobar que el consumo eléctrico diario superaba hasta ocho veces al consumo medio de una familia de cuatro personas. Lo que hacía presagiar la existencia de una plantación interior de marihuana de cierta envergadura. En un amplio dispositivo policial, la Guardia Civil llevó a cabo la entrada y el registro del chalet donde localiza un invernadero con más de 1.300 plantas de cannabis sativa.

Dejar respuesta

Your email address will not be published.