martes, abril 20, 2021
- Advertisement -

Justicia para Baltasar Herrero: la gran guerra contra el Hospital Santa Lucía de Cartagena

Tania Herrero, hija de Baltasar Herrero, ha escrito una carta pidiendo justicia por el caso de su padre. En ella nos cuenta el suceso sucedido a su padre, analizando la situación tal y como pasó. Toda la familia pide justicia ante la situación tan desagradable pasada. A continuación os dejamos el relato contado por la misma hija del fallecido, campártelo si crees que se debe de hacer algo con esta situación.

“Urgencias del Santa Lucía, 10 de la mañana: mi padre, Baltasar Herrero Giménez de 55 años, sano sin enfermedades ni medicamentos, ni fumaba ni bebía, sin ninguna patología previa.

Mi nombre es Tania y hago este escrito para hacer justicia en nombre de mi padre ya que han cometido otra negligencia más pero de la que ni mi madre ni mi hermana ni yo vamos a pasar por alto porque vamos a luchar por la verdad.

Mi padre estaba en horario laboral el martes, estaba parado con su moto en el semáforo del colegio santa florentina de Cartagena, cuando su semáforo se puso en verde él siguió pero para su desgracia un muchacho sé saltó el semáforo y se lo llevó por delante 3 o 4 metros hasta alcanzar el BBVA de enfrente.

Se lo llevaron al Santa Lucía, mi madre llegó enseguida pero no la dejaron entrar a verlo, ni siquiera le dijeron cómo estaba e incluso llegaron a decirle que como él tenía el móvil pues que le hablase pero era imposible que le fuese a contestar porque estaba sedado. Desde las 10 de la mañana hasta las 10 de la noche mi madre estuvo en la puerta de urgencias sin saber absolutamente nada de mi padre porque el médico que lo atendió tuvo la poca vergüenza de no salir ni a avisar a mi madre de cómo estaba o si tenían que operarlo o algo.

A las 10 de la noche mi padre la llamó por teléfono diciéndole que le habían dicho que si se quería ir que le daban el alta a lo que mi madre respondió que no porque por lo poco que le habían dicho él no estaba para irse. Al día siguiente igual, no la dejaban entrar ni tampoco le decían nada y mi padre no podía hablar ya que el golpe fue tan fuerte que lo tuvieron que sedar y no se acordaba de nada porque perdió la conciencia. Lo tuvieron sin darle de comer y sin lavarlo. Le dieron el alta el jueves a las 7 de la mañana pero por lo que pone en el papel no le realizaron ninguna prueba excepto un tac.

La ambulancia se lo llevó a la mutua pero allí tampoco le hicieron nada, el médico no se puso ni guantes. Le dijeron que estaba bien y lo mandaron a casa, me gustaría que vieseis cómo llevaba el cuerpo, todo negro con un coágulo tan grande que su pierna parecía la barriga de una embarazada, sin drenaje y sin nada. Ni siquiera lo subieron a mi casa, tuvieron que subirlo entre familiares y en mitad de las escaleras se desmayó, más tarde se volvió a desmayar en el baño.

Desde el jueves hasta el domingo a las 6 de la mañana mi padre estuvo “bien”, con mucho dolor del golpe. A esa hora le pidió a mi madre que lo llevase al baño porque él no podía moverse solo, mientras hacía sus necesidades empezó a llorar porque se estaba mareando y no quería caerse porque solo estaban en casa mi hermana y mi madre; corriendo mi madre lo sentó, llamó a mi hermana a gritos y empezaron a hacerle el boca a boca y un masaje cardíaco, llamaron al 112 y vinieron enseguida pero él ya había pegado como 3 ronquidos y del 2° al 3° ya había muerto, tenía la mirada perdida y echaba espuma por la boca, murió en los brazos de mi madre y de mi hermana. La ambulancia llegó enseguida, estuvieron 20 minutos intentando que saliese de ahí, le pusieron adrenalina, descargas y todo lo que tenían, pero no, él ya había muerto. Vino la policía nacional, la policía judicial y los forenses, se lo llevaron pero como a todos les pareció raro que en el papel del alta no pusiera nada, la jueza determinó que lo paraba todo hasta que ella tuviera informes de lo que le habían hecho. Le realizaron la autopsia pero no nos han dejado incinerarlo por si le tienen que volver a hacer pruebas.

Con esto hago un llamamiento a todas las personas que estén de acuerdo para que se haga justicia, que levanten el hospital en peso y que se les caiga el pelo a todos esos sanitarios que atendieron a mi padre porque no solo es mi padre, hay muchos más casos.

Tienen que pagar por lo que han hecho, quiero que POR FAVOR todo el mundo lo comparta, quiero que llegue esta noticia lo más lejos posible y que se haga justicia por mi padre y por el resto de personas que han pasado por lo mismo. Iba reventado por dentro y nos lo mandaron a casa, no hay palabras.”

 

Verónica García
Periodista y Redactora en Murcia Noticias Reportajes Cinéfila @venebritan
- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here