MN

La importancia de estar por la Región de Murcia

25.9 C
Murcia
lunes, agosto 8, 2022

Expertos advierten de la urgencia de reducir el nivel freático para evitar la entrada de agua por ramblas al Mar Menor

Esta primavera han entrado más nutrientes y más agua dulce que nunca, más del doble de cuando se produjo la famosa ‘sopa verde’ en 2016

El catedrático y biólogo de Ecología en la Universidad de Murcia (UMU), Ángel Pérez Ruzafa, y el científico titular del Instituto Geológico y Minero de España, José Luis García Aróstegui, –ambos miembros del Comité de asesoramiento científico del Mar Menor– han advertido, en declaraciones a Europa Press, del peligro que supone el alto nivel freático en el entorno del Mar Menor, que hace que las ramblas viertan gran cantidad de ese agua a la laguna salada.

Pérez Ruzafa ha reseñado que si no se baja el nivel freático en el entorno del Mar Menor para evitar que siga entrando agua dulce y nutrientes a la laguna salada, cuando llegue el verano se van a repetir, e incluso empeorar, “la acumulación de materia orgánica en el fondo, la crisis distrófica y periodos de hipoxia que se vean más o menos acentuados o agravados si hay periodos de temperaturas altas o entradas masivas de agua dulce por alguna DANA o lluvias torrenciales”.

En este sentido, Ángel Pérez Ruzafa ha recordado que cuando la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, visitó la zona y anunció el paquete de medidas propuesto por el Gobierno central, Pérez Ruzafa que advirtió que a pesar de que todas las medidas anunciadas “son necesarias y buenas, no son suficientes”, ya que no contempla medidas para que el freático esté bajo.

“Podríamos eliminar todos los usos de la cuenca de drenaje y tendríamos el mismo problema porque el freático estando tan alto el agua va a seguir entrando durante años”, ha insistido, al tiempo que ha advertido que “o se tiene claro cuál es el origen del problema, que es un freático muy alto, que hay que poder controlar y regular, o no lo resolveremos”.

Pérez Ruzafa ha explicado que “el problema hace 30 años era la rambla de El Albujón solamente, porque entonces eran vertidos directos de las salmueras de los agricultores, pero desde que se prohibió sacar agua del freático y desde que se desmontó el salmueroducto, el freático ha ido subiendo tanto que ahora está a 16 metros por encima del nivel del mar”.

Una altura “tan alta” del nivel freático que se recarga además cada vez que llueve, sumado a que no se está sacando agua prácticamente de él, hace que toda esa presión del agua entre al Mar Menor “por todos los cauces bajos de la rambla, tanto de la de El Albujón, como la de Miranda, algo por la de La Carrasquilla, por la del Beal, y por toda la ribera interna de la laguna”. “Ahora mismo está entrando agua por todos lados”, ha lamentado.

De igual forma, José Luis García Aróstegui ha explicado que el agua aflora “en bastantes sitios, se puede ver claramente”, principalmente el agua que “sale de la rambla de El Albujón procede de aguas subterráneas”.

“El acuífero descarga al cauce y sale directamente al Mar Menor”, ha indicado García Aróstegui, quien ha lamentado que también hay “entradas por todo el borde costero interior”.

“Hay que deprimir los niveles, hacerlos descender. Corregir parte de ellos se podría hacer con el Colector Norte -dentro del Plan de Vertido Cero, aunque no es un vertido, es una descarga- pero probablemente además de eso haya que hacer un bombeo distribuido por el acuífero porque no sería suficiente solo con la actuación más cercana al borde costero”, ha explicado.

Ha defendido que “reducir los niveles no es vaciar el acuífero porque, además, sería imposible”. “Es hacer descender los niveles de agua subterránea que están elevados ya desde hace un par de décadas, pero en los últimos cuatro o cinco años mucho más, debido, entre otros, a episodios importantes de precipitación, las DANA de los últimos años y también porque se ha reducido muchísimo la explotación por bombeo de este acuífero”, ha argumentado.

Por tanto, García Aróstegui ha defendido que “hay que deprimir los niveles, hacerlos descender”. “Corregir parte de ellos se podría hacer con el Colector Norte -dentro del Plan de Vertido Cero, aunque no es un vertido, es una descarga- pero probablemente además de eso haya que hacer un bombeo distribuido por el acuífero porque no sería suficiente solo con la actuación más cercana al borde costero”, ha explicado.

Ha querido dejar claro que “no se trata de echar las culpas a unos ni a otros, sino de visualizar el problema, decir esto está ocurriendo de esta forma y ver cómo intentar evitarlo”.

ANOXIA

Sobre si estamos cerca de un episodio de anoxia, Pérez Ruzafa ha augurado que va a depender de las condiciones ambientales que haya. “Ahora mismo el aporte de nutrientes es muy elevado, ya que en esta primavera han entrado más nutrientes y más agua dulce que nunca en la historia”, ha lamentado el científico quien ha resaltado que “en el momento de mayor crisis, cuando se produjo la famosa ‘sopa verde’ en 2016, entraba mucho menos de la mitad del agua que está entrando ahora”.

Ha criticado que “no se esté haciendo nada” en esta dirección, que el “juego político está impidiendo que se pongan soluciones” y que el Ministerio no se “siente a hablar” con el comité científico de seguimiento del Mar Menor aduciendo que “tiene sus propios asesores”.

Ha pedido que las visitas de Ribera no se queden sólo en “anunciar cosas, sino sentarse realmente a analizar un problema, saber qué hay detrás de cada dato”.

En esta línea se ha mostrado convencido de que “se puede hacer compatible una actividad agrícola, que puede ser incluso parte de la solución” con la integridad ecológica del Mar Menor, que es condición ‘sine qua non’.

Finalmente, se ha mostrado convencido de que “estamos a tiempo”, pero si no se actúa ya, “el día que el sistema se rompa del todo, ya no será recuperable”.

- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Interesantes

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí