sábado, junio 19, 2021
- Advertisement -

El psicólogo José Ramón Ubieto advierte del impacto de las redes sociales en el suicidio entre adolescentes

El psicólogo clínico y psicoanalista José Ramón Ubieto ha reconocido que las redes sociales están repercutiendo de una manera “nueva e importante” en el suicidio entre los adolescentes y ha advertido que estas plataformas tecnológicas podrían funcionar como una “cámara de eco” en la que los jóvenes pueden obtener respuestas que les animen a quitarse la vida.

En concreto, las redes sociales “siguen la lógica de la cámara de eco y los filtros de burbuja, lo que quiere decir que, cuando tú lanzas un mensaje, recibes el eco”, tal y como explica Ubieto, quien es miembro de la Asociación mundial de Psicoanálisis y de la ELP, así como profesor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y consultor de los Programas del Instituto de Altos Estudios Universitarios de Barcelona (IAEU).

“En las redes sociales recibes mensajes que van en la misma dirección de lo que tú planteas” de forma que “si tú te estás preguntando ¿me quiero suicidar?, recibirás muchas mensajes en foros o en redes sociales sobre otras personas que, como tú o con un perfil similar al tuyo, también se quieren suicidar”, explica Ubieto.

De hecho, este autor de numerosos libros ha recordado en declaraciones a Europa Press que ya se han dado casos de varias adolescentes que, incluso, han preguntado en si les parecía bien al resto de la red social que se suicidasen.

“En el caso de una muchacha en Malasia, el 98% de los mensajes que recibió eran afirmativos, lo cual la animó al suicidio, que finalmente ejecutó, y esto había sucedido también en otros casos anteriormente”, según Ubieto, quien explica que lo que contribuye a este desenlace es el denominado “efecto cámara de eco”.

TALLER ONLINE DEL COP RM

Precisamente, Ubieto tiene previsto ofrecer este sábado, de 10.00 a 14.00 horas, un taller online titulado ‘El suicidio. Un acto específicamente humano’ organizado por el Colegio Oficial de Psicología de la Región de Murcia (COP RM).

El taller, que está dirigido a licenciados y graduados de Psicología, se divide en varios temas como ‘El suicidio un acto específicamente humano’; ‘Adolescentes, suicidios digitales’; ‘Sujetos desahuciados’; ‘Personas mayores. Cansados de vivir’; y ‘¿Se puede prevenir el suicidio?’.

Se desarrollará en modalidad online, combinando diversos métodos didácticos adaptados al ritmo personal de los participantes. Así, incluirá casos prácticos y se proporcionará material complementario y de apoyo como bibliografía y referencias, recursos para la intervención, material didáctico multimedia: vídeos y enlaces

ALERTA SOBRE LOS DESAHUCIOS TRAS LA PANDEMIA

Ubieto ha señalado que el suicidio, efectivamente, es un acto humano porque los animales no se quitan la vida. “Los únicos que podemos pensar en la muerte y, por tanto, podemos pensar en quitarnos la vida, somos los humanos”, ha aclarado este psicólogo clínico y psicoanalista.

Así, ha precisado que los animales pueden morir, a veces, en situaciones de estrés, pueden despeñarse por algún lugar o pueden dejarse morir sin comer, “pero no es un acto voluntario, sino que es una respuesta a situaciones en las que ellos ejecutan ese acto no tan conscientemente”.

En el taller, Ubieto también abordará la situación de los sujetos desahuciados, es decir, de personas que han perdido “algo que es vital para cada uno de nosotros como es la casa”. Y es que advierte que “cada vez hay más desahucios y ahora que va a acabar el Estado alarma se va a acabar la moratoria que existía para evitar algunos de estos lanzamientos”.

“Cuando alguien pierde la casa pierde mucho más que el alojamiento: pierde algo que es una referencia, que es un refugio”, según este psicólogo clínico, quien destaca que la morada “significa mucho”, sobre todo si está ligada al clan familiar y a la historia del sujeto.

Por ejemplo, Ubieto recuerda que tuvo la oportunidad de atender a las personas que perdieron sus casas con el socavón que produjo el hundimiento del metro de Barcelona en el Carmel en 2005. “Entonces te das cuenta de la significación tan importante que tiene la casa como lugar de refugio, como lugar de inscripción simbólica para los sujetos”, ha añadido.

EL SUICIDIO EN PERSONAS MAYORES

Respecto a las personas mayores, ha explicado que afrontan algo que es “difícil para todos”, como es la vejez y la enfermedad que, a veces, va asociada a la vejez. Y a esa situación “decrepitud” se suma un tercer elemento que es la soledad no deseada.

“Cuando alguien se enfrenta a la vejez, a la enfermedad y a la soledad no deseada, tiene muchos números para poder decidir que no le interesa ya esa vida, que ya no es una vida digna y, por tanto, decide pasar al acto y suicidarse”, ha alertado Ubieto.

En este sentido, aclara que los suicidios de las personas mayores no siempre son explícitos y muchos ni siquiera se registran como tales. Por ejemplo, explica que hay personas que dejan de tomar la medicación y entonces tienen una perturbación, un infarto o cualquier otra dolencia que les provoca la muerte. “No se consideran suicidios, pero en realidad es un suicidio”, aclara.

También hay personas mayores que, a veces, se arrojan en la calle o no toman precauciones en los semáforos. “Es decir, que hay conductas suicidas en las personas mayores que tienen que ver con ese intento de separarse de una vida que, para ellos, ya no es digna”, lamenta.

Respecto a cómo se pueden prevenir los suicidios, este profesional ha explicado que, al igual que la prevención de las conductas humanas, “siempre es limitada en el sentido de que no hay ninguna fórmula mágica ni ninguna receta mágica”.

Así, destaca que la mejor manera de prevención es poder acompañar a las personas vulnerables de una manera “precoz”, es decir, poder estar atentos a malestar cuando aparece y no cuando ya se han convertido en una situación crónica. Esto, añade, “tiene que ver con los dispositivos de salud mental, que sean suficientes y que sean adecuados”.

INFORMACIÓN EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Por otra parte, Ubieto apuesta por informar del suicidio en los medios de comunicación porque es “un hecho social muy importante que debe ser conocido por la opinión pública”. No obstante, reconoce que la manera en que se comunica el suicidio influye mucho en que se pueda convertirse en una “epidemia”.

Ha recordado lo que pasó con el famoso efecto ‘Werther’, en referencia a la novela de Goethe que narra las penas y desventuras del joven Werther. Cuando este libro se publicó “ya generó una epidemia de suicidios en Europa entre jóvenes”, subraya.

Esto quiere decir que los medios comunicación “tienen que informar, pero no entrar en detalles”. Por ejemplo, explica que no hay que difundir imágenes ni dar ideas sobre los procedimientos o sobre los métodos del suicidio, porque eso es lo que puede generar efectos de réplica.

- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here