sábado, junio 19, 2021
- Advertisement -

El empresariado de la Región se muestra optimista sobre la recuperación económica

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de la Cámara de Comercio de Murcia alcanza los tres puntos en el segundo trimestre de este año, lo que supone una vuelta al signo positivo tras cuatro meses en negativo como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Así lo ha anunciado este lunes el presidente de la Cámara, Miguel López Abad, quien ha mostrado su satisfacción por ofrecer “por fin” datos alentadores después de meses difíciles para el empresariado murciano, que ahora recupera la confianza gracias a la vacunación masiva y la relajación de las restricciones.

Según el ICE –elaborado a partir una encuesta a 200 empresas de la Región–, las perspectivas para el segundo trimestre de 2021 señalan una mejora expresada en el saldo positivo del 12,9 por ciento, frente a los resultados del primer trimestre del año, cuando el indicador se situó en el -7 por ciento.

Así, las expectativas de los empresarios aumentan durante abril, mayo y junio respecto a todos los indicadores. En cuanto a las perspectivas de las cifras de negocio, para el segundo trimestre reflejan un incremento del 27 por ciento neto, frente al -18,8 de los tres meses anteriores.

En relación a las exportaciones, el 14 por ciento neto de los empresarios de la Región señala haberlas aumentado durante el primer trimestre, y la expectativa para el 19,4 por ciento es continuar aumentándolas en estos meses.

En este sentido, los datos de la Secretaria de Estado de Comercio disponibles hasta marzo cifran en 2.803,4 millones de euros el montante vendido fuera de las fronteras españolas, un 10,6 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

Según los encuestados, también se verá favorecida la inversión, aunque de una forma moderada, pues el 3,2 por ciento tiene intención de aumentarla, frente al comportamiento registrado en el primer trimestre, donde permaneció invariable (+0,1 por ciento).

A este respecto, los indicadores de inversión en la Región muestran que la matriculación de vehículos industriales ha aumentado hasta el 10,1 por ciento en los primeros cuatro meses del año. También ha crecido la producción industrial de bienes de quipo (5,3 por ciento) y los visados de obra nueva en el ámbito de la construcción residencial (68 por ciento).

CREACIÓN DE EMPLEO

Asimismo, el 8,6 por ciento de los empresarios señala que aumentará su plantilla de trabajadores en el segundo trimestre, lo que marca un punto de inflexión en la tendencia de reducción que se prolongaba ya durante cinco meses. De hecho, los resultados del primer trimestre recogidos en el ICE reflejaron un -2,1 por ciento.

Estos datos van en consonancia con los ofrecidos en la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE del primer trimestre, que ponen de manifiesto un mal inicio de año del mercado laboral marcado por la tercera ola de la pandemia y las restricciones a muchas actividades empresariales como la hostelería y el comercio.

En concreto, de enero a marzo la ocupación descendió un 0,19 por ciento, lo que supone 1.200 personas menos trabajando, mientras el desempleo aumentó en 8.700 personas (+7,77 por ciento).

También los precios reflejan un avance del consumo acorde con las perspectiva de recuperación económica, ya que el 8,6 por ciento neto de las empresas encuestadas asegura haber incrementado sus precios en el primer trimestre, mientras que esta tasa avanza hasta el 16 por ciento cuando se trata de las perspectivas del segundo trimestre.

FACTORES LIMITANTES

Preguntados sobre los factores limitantes de su actividad, los empresarios citan en primer lugar los efectos provocados por la pandemia (43,6 por ciento de los casos), seguido de la debilidad de la demanda (44 por ciento). Ambos factores han visto reducida su ponderación en este trimestre, especialmente el relativo a la crisis sanitaria señalado en el 65,1 por ciento del ICE previo.

A mucha distancia le siguen el aumento de la competencia (27,8 por ciento); las dificultades de financiación o tesorería (12 por ciento); la escasez de mano de obra (7,5 por ciento) y la insuficiencia de materias primas (5,3).

Para López Abad, “la confianza ante las empresas de la Región de Murcia empieza a remontar al tiempo que se levantan las restricciones de sectores que aún no se encuentran en su pleno nivel de actividad, sumado al avance en el proceso de vacunación”, acompañado de una bajada del número de afectados.

El dirigente de la Cámara de Comercio de Murcia ha asegurado que “la recuperación empieza a sentirse” en la Región a medida que hay más personas vacunadas y se reactiva el consumo.

Los sectores sobre los que se espera un mejor comportamiento son, según ha explicado López Abad, el turismo rural –las previsiones apuntan a un grado de ocupación del 90 por ciento durante el verano–; la hostelería y el comercio minorista, que ha crecido un 40 por ciento en la Región.

A su juicio, lo fundamental ahora es continuar con la relajación de medidas para estimular el consumo, pero siempre “con sentido común”. Así, se ha mostrado contrario al impulso de iniciativas como la derogación de la reforma laboral o el aumento de los impuestos en estos momentos, ya que pueden suponer un “freno” a “las buenas perspectivas” sobre la economía.

“REINVENTARSE Y RESURGIR”

Igualmente, López Abad ha lamentado que en “toda catástrofe hay muchos caídos”, en referencia a LAS empresas que han tenido que echar la persiana a consecuencia de la pandemia. Por ello, ha defendido que es “tiempo de reinventarse y resurgir con otras ideas”.

Por último, con respecto al Brexit ha dicho que se estableció una moratoria hasta 2022, con lo que la situación para las empresas murcianas “sigue como estaba”, y ha manifestado su deseo de que se llegue a “algún tipo de acuerdo” para evitar consecuencias negativas sobre la actividad económica.

- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here