domingo, junio 20, 2021
- Advertisement -

El CTNC desarrolla bioadsorbentes para obtener productos sostenibles

El Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación (CTNC), con base en Molina de Segura (Murcia), desarrolla bioadsorbentes para la eliminación de plaguicidas en extractos, obtenidos a partir de subproductos de la industria alimentaria y otros adsorbedores de origen vegetal como el carbón activo y zeolita.

El objetivo de este proyecto es impulsar un proceso sostenible que permita obtener extractos naturales libres de plaguicidas, comercializables como ingredientes alimentarios, nutraceúticos y para la industria cosmética de acuerdo con la legislación vigente de seguridad alimentaria, informaron fuentes de la organización en una nota de prensa.

El CTNC tiene como línea prioritaria de investigación la economía circular y se ha marcado el objetivo de residuo cero en la industria mediante el desarrollo de técnicas de purificación y extracción para la obtención de productos sostenibles y con compuestos de interés biológico para su aplicación en el sector agroalimentario.

Este estudio, según indica Presentación García, responsable del departamento de Tecnología del Centro, “abre la posibilidad de utilizar un tipo de adsorbentes naturales para la fabricación de extractos también naturales, ya que el hecho de aportar distintos nutrientes como vitaminas, polifenoles, fibra, proteinas mejoraría el perfil nutricional del extracto obtenido”.

Dentro de esta línea, el CTNC ya ha ejecutado en distintos proyectos la obtención de compuestos de interés donde se consiguieron extractos de distintas matrices pero se encontraron concentraciones de plaguicidas que no podían ser utilizados como ingredientes en la industria alimentaria.

De ahí que se hiciera necesario el desarrollo del proyecto ‘ET1CLAEANEXTRACT’ para iniciar la búsqueda de sistemas que eliminaran estos compuestos tóxicos y contaminantes, de los extractos naturales.

Cabe recordar que el desperdicio de alimentos se produce en todo el mundo a gran escala en diferentes etapas de la producción, el procesamiento, la comercialización y el consumo de alimentos. En cifras, el desperdicio total de alimentos producido en todo el mundo es de casi 1.300 millones de toneladas al año, lo que explica que entre el 30% y el 50% de los alimentos producidos a nivel mundial se desecha.

Del total de residuos alimentarios, el 50% se produce a partir de frutas, verduras y tubérculos. Entre las alternativas existentes, enfocadas a satisfacer estas necesidades y tendencias actuales, se encuentra la opción de reutilizar los residuos procedentes de los alimentos.

España es el primer país de la Unión Europea en superficie dedicada al cultivo, lo que supone la generación de millones de toneladas de subproductos y residuos, de ahí que la responsable de Tecnología del CTNC concluya que “conviene dar a esos residuos una salida viable técnica, económica y respetuosa con el medio ambiente, fomentando, así, la Directiva Marco de Residuos que establece la obligatoriedad de su recogida y reutilización

- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here