Remedios caseros para tratar la gastritis nerviosa

0
1262
emedios para acabar con la gastritis nerviosa

La gastritis nerviosa es una inflamación del estómago causada o influenciada por problemas emocionales como estados de estrés, ansiedad o nerviosismo, y puede ocurrir a todas las edades, pero especialmente en mujeres jóvenes.

Esta condición puede ser curada naturalmente, y los cambios en la dieta son una parte esencial del tratamiento de este problema, sin embargo, trabajar para cambiar las actitudes en nuestro comportamiento y controlar los nervios puede ser la cura definitiva para la gastritis nerviosa.

Síntomas de la gastritis nerviosa

Los síntomas de la gastritis nerviosa varían de persona a persona, algunos de ellos son:

  • Heces oscuras, hinchazón o pérdida de apetito.
  • Náuseas, vómitos, indigestión.
  • Sensación de ardor estomacal entre comidas o por la noche.
  • Sensación de ardor en el estómago y el esófago, que se produce al arder de arriba a abajo entre el estómago y la garganta (acidez).
  • Sensación de quemadura en la parte superior del abdomen después de comer.
  • Dolor en la parte superior del abdomen.

Estos síntomas pueden ocurrir en cualquier momento, pero se intensifican durante los períodos de estrés o ansiedad.

Alimentos para tratar la gastritis nerviosa

La buena nutrición es esencial para tratar la gastritis nerviosa adecuadamente, evitando los alimentos que pueden intensificar los síntomas, como las bebidas picantes.

Los alimentos que no deben consumirse cuando se sufre de gastritis nerviosa son las grasas trans, los alimentos fritos, el café, la yerba mate o el té negro, las especias picantes como la pimienta o el curry. Tampoco es aconsejable consumir alcohol.

Remedios caseros para la gastritis nerviosa

1. Manzanilla

El té de manzanilla es un gran remedio para la gastritis nerviosa. La manzanilla es rica en aceites esenciales que son beneficiosos para el sistema digestivo. Incluso puedes tratar problemas intestinales, aliviar el dolor repentino y ayudar a eliminar los gases. Además, puede reducir la inflamación estomacal y así reducir el riesgo de úlceras. Bebe té de manzanilla varias veces al día durante una semana.


2. Menta

La menta es otra hierba conocida por tratar la gastritis nerviosa debido a sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antiespasmódicas. Sus propiedades calmantes pueden reducir la inflamación del revestimiento del estómago. Además, puede ayudar a reducir las náuseas, indigestión y acidez estomacal. Puedes masticar hojas de menta fresca o hacer un té de esta hierba para tomar diariamente.


3. Semillas hinojo

Las semillas de hinojo ayudan a calmar el sistema digestivo y a relajar los músculos del tracto gastrointestinal, por lo que se considera un gran remedio casero para la gastritis nerviosa. Debido a sus propiedades antiespasmódicas, antiinflamatorias y antibacterianas, es beneficioso para aliviar síntomas como indigestión, hinchazón, flatulencia, acidez y vómitos. Puedes tomar té de esta planta o masticar sus semillas después de las comidas.


Jugos y batidos caseros para la gastritis

A continuación presentaremos otros remedios naturales que son muy efectivos para aliviar la gastritis nerviosa o la gastritis común, y que se pueden hacer en casa.

 1. Batido de papaya

Lo ideal es una papaya poco madura, porque sus recursos naturales estarán en mejores condiciones para tratar la gastritis.

Ingredientes:

  • Media papaya.
  • Una cucharada de miel.
  • Una cucharada de linaza (dejar las semillas en el agua durante dos horas).
  • Un vaso de agua.

Preparación:

  1. Comienza pelando la papaya y cortándola en trozos.
  2. En la batidora, añade la fruta, el agua, la miel y la linaza.
  3. Mezclar hasta obtener una mezcla homogénea.

Con este licuado aliviará la gastritis de forma natural.


 2. Jugo de pera y banana para aliviar la gastritis

Hay que usar plátanos muy maduros, de lo contrario el efecto puede ser contraproducente. Tanto la pera como el plátano tienen enzimas capaces de tratar la inflamación de la mucosa gástrica, de modo que sus molestias desaparecerán.

Ingredientes:

  • Una pera.
  • Un plátano.
  • Un vaso de agua.

Preparación:

  1. Pelar la pera y el plátano.
  2. Cortarlas en pedazos.
  3. Bate todos los ingredientes en la licuadora y bébetelos inmediatamente después.

Más información

Debido a que es un problema relacionado con el estrés y la ansiedad, para complementar el tratamiento es necesario hacer cambios en el estilo de vida. Tratar de escapar de situaciones estresantes y aprender técnicas de relajación como la meditación y los ejercicios de respiración es una gran elección.

Para más consejos sobre salud visita nuestro blog.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here