Analgésicos naturales para tratar el dolor en el cuerpo

0
2962
Analgésicos naturales para tratar el dolor en el cuerpo

Existen remedios naturales que actúan como analgésicos ideales y eficaces para aliviar cualquier dolor, siendo ésta una sensación que puede darse de forma intermitente o permanente en cualquier parte del cuerpo.

Hoy presentaremos una lista de los 20 mejores analgésicos naturales que se encuentran comúnmente en casi todas las cocinas. Así que la próxima vez que sientas algún dolor o molestia en particular, antes de ir a la farmacia, echa un vistazo a la lista de analgésicos naturales que puedes usar.

19 analgésicos naturales para el dolor del cuerpo

1. Jengibre para el dolor muscular

Investigadores daneses, durante un estudio, pidieron a las personas con dolor que añadieran jengibre a su dieta. El dolor, la hinchazón y la rigidez de los músculos y las articulaciones disminuyeron hasta un 63% en dos meses. Los expertos creen que un poderoso compuesto de jengibre llamado gingerol es el responsable de estos efectos, impidiendo la producción de hormonas que desencadenan el dolor, actuando como un analgésico natural muy eficaz. La dosis recomendada según el estudio es 1 cucharadita de polvo de jengibre o 2 cucharaditas de jengibre picado en las comidas diarias.


2. Clavo para el dolor de muelas

¿Tienes dolor de muelas y no puedes ir al dentista? Pruebe a masticar un clavo, puede ayudar a aliviar el dolor de muelas y la inflamación de las encías hasta dos horas seguidas, según los investigadores de la UCLA (Universidad de California en Los Ángeles). Los expertos señalan un compuesto natural en el clavo llamado eugenol, un poderoso anestésico natural. Espolvorea 1/4 de cucharadita de polvo de clavo sobre las comidas diarias. Los científicos dicen que esta simple acción ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre y desalienta la producción de colesterol que obstruye las arterias.


3. Vinagre de manzana para la acidez estomacal

Tome una cucharada de vinagre de manzana puro mezclado con un vaso de agua antes de cada comida. Los expertos dicen que esto puede prevenir los dolorosos ataques de acidez estomacal en sólo 24 horas. El vinagre de manzana es rico en ácidos málico y tartárico, que son potentes ayudas digestivas que aceleran la degradación de las grasas y las proteínas en el estómago para vaciarse rápidamente antes de que la comida entre en el esófago causando acidez estomacal.


4. Ajo para el dolor de oídos

Para una rápida curación de las dolorosas infecciones de oído, simplemente coloque dos gotas de aceite de ajo caliente en el oído dolorido dos veces al día durante cinco días. Este sencillo tratamiento puede tratar las infecciones más rápido que algunos medicamentos, dicen los expertos de la Universidad de la Nueva Escuela de Medicina de México. Los científicos dicen que los ingredientes activos del ajo (germanio, selenio y compuestos de azufre) son tóxicos por naturaleza para docenas de diferentes bacterias que causan dolor, y que el ajo contiene otros importantes analgésicos naturales y es bien conocido como un remedio natural para el dolor.

Para hacer su propio aceite de ajo, hierva tres dientes de ajo en medio vaso de aceite de oliva extra virgen durante dos minutos, y luego refrigérelo hasta dos semanas. Para una experiencia perfecta, calienta lentamente la mezcla antes de usar el líquido para el dolor de oídos.


5. Cereza para las articulaciones y el dolor de cabeza

Un tazón de cerezas al día podría aliviar sus dolores articulares y de cabeza, con la ventaja de no tener efectos secundarios en el estómago, a menudo causados por los analgésicos, dicen los investigadores de la Universidad Estatal de Michigan East Lansing. Las investigaciones demuestran que las antocianinas, los compuestos de cereza que le dan su color rojo brillante, son antiinflamatorios 10 veces más fuertes que el ibuprofeno y la aspirina. “Las antocianinas ayudan a cerrar las enzimas que causan la inflamación del tejido, de modo que pueden prevenir y tratar muchos tipos diferentes de dolor”, dice el Dr. Muraleedharan Nair, profesor de ciencias de la alimentación en la Universidad Estatal de Michigan. Disfruta de 20 cerezas frescas al día.


6. Peces para problemas digestivos

Indigestión, síndrome de intestino irritable, enfermedad inflamatoria intestinal… si tu estómago siempre tiene mal aspecto, intenta comer pescado para aliviarlo. Varios estudios han demostrado que los ácidos grasos de pescado, llamados EPA y DHA, pueden reducir significativamente la inflamación intestinal, los cólicos y el dolor abdominal. “La EPA y el DHA son poderosos medicamentos antiinflamatorios naturales sin efectos secundarios que pueden mejorar la función del tracto gastrointestinal”, dice el bioquímico Barry Sears, PhD y presidente de la Fundación de Massachusetts para la Investigación de la Inflamación. Para obtener mejores resultados, busque peces como el salmón, la sardina, el atún, la cola de caballo, la trucha y el arenque.


7. Prevenir el síndrome premenstrual con yogur natural

Comer 2 vasos de yogur al día puede reducir los síntomas del síndrome premenstrual en un 48%, según investigadores de la Universidad de Columbia en Nueva York. “El yogur es rico en calcio, un mineral natural que calma el sistema nervioso, previniendo los síntomas dolorosos incluso cuando las hormonas femeninas están cambiando, lo que aumenta las posibilidades de dolor menstrual”, dice Mary Jane Minkin, profesora de ginecología de la Universidad de Yale en los Estados Unidos.


8. Cúrcuma para el dolor crónico

Los estudios muestran que la cúrcuma, una popular especia india de Oriente, es en realidad tres veces más eficaz para aliviar el dolor que la aspirina, el ibuprofeno o el naproxeno, y puede ayudar a aliviar el dolor crónico de las personas con artritis y fibromialgia hasta en un 50%, según investigadores de la Universidad de Cornell (EE.UU.). Esto se debe a que el ingrediente activo de la cúrcuma, la curcumina y la enzima ciclooxigenasa, tienen efectos positivos para el alivio de la inflamación y el dolor. Espolvorea 1/4 de cucharadita de esta especia sobre cualquier comida diaria, preferiblemente alimentos saludables.


9. Avena para el dolor endometrial

El secreto para tratar el dolor endometrial puede ser un tazón de avena al día. La endometriosis se produce cuando pequeños trozos de revestimiento del útero se separan y crecen fuera del útero. Los expertos dicen que estas células migratorias pueden convertirse en una menstruación dolorosa, causando mucha inflamación, lo que provoca calambres severos. Afortunadamente, los científicos dicen que una dieta alta en avena puede ayudar a reducir el dolor endometrial al 60% de las mujeres en seis meses. Eso se debe a que la avena no contiene gluten, una proteína que causa inflamación y problemas en muchas mujeres, explica Peter Green, profesor de medicina de la Universidad de Colombia.


10. Sal para el dolor de pies

Las inmersiones regulares de las uñas en baños de agua salada caliente pueden curar infecciones dolorosas en cuatro días, dicen los científicos de la Universidad de Stanford, California. La sal disminuye naturalmente la inflamación, y también es antibacteriana, lo que destruye los gérmenes que causan la inflamación y el dolor. Simplemente mezcle una cucharadita de sal marina en un vaso de agua tibia, luego sumerja la zona afectada del pie durante 20 minutos dos veces al día hasta que la infección desaparezca.


11. La piña para prevenir los trastornos digestivos

¿Sufres de gases? Una taza de piña fresca al día puede reducir la hinchazón y el dolor en 72 horas, dicen los investigadores de la Universidad de Stanford, California. Esto se debe a que la piña está naturalmente llena de enzimas proteolíticas que ayudan a la digestión y aceleran la degradación de las proteínas que causan dolor en el estómago y el intestino delgado.


12. Menta para relajar los músculos

¿Sufres de músculos tensos y doloridos? El dolor muscular puede durar meses si no se trata adecuadamente. Tres veces por semana, sumérgete en una bañera de agua caliente y perfumada con 10 gotas de aceite de menta. El agua caliente relaja los músculos, mientras que el aceite de menta calmará los nervios de forma natural, una combinación que puede ayudar a aliviar los calambres y reducir la frecuencia de futuras irritaciones.


13. Uvas de dolor de espalda

¿Te duele la espalda? Las uvas pueden ser el secreto de una rápida recuperación. Estudios recientes de la Universidad Estatal de Ohio sugieren que comer un vaso lleno de uvas diariamente puede relajar los vasos sanguíneos contraídos, mejorando significativamente el flujo sanguíneo a los tejidos dañados de la espalda. Esta es una gran noticia porque las vértebras de la espalda y los discos amortiguadores dependen totalmente de los vasos sanguíneos que están a su lado para llevarles nutrientes y oxígeno, además, mejorar el flujo sanguíneo es esencial para la curación de los tejidos dañados de la espalda.


14. Agua

Según los expertos, beber ocho vasos de agua al día puede ayudar a tratar varios dolores. ¿Por qué? El agua ayuda a eliminar la histamina, un compuesto que desencadena el dolor del tejido dañado. El agua es un elemento clave en el cartílago que amortigua los extremos de los huesos, y cuando estos tejidos están bien hidratados, pueden moverse y deslizarse unos sobre otros sin causar dolor.


15. Arándano para las infecciones de vejiga

Comer una taza de arándanos al día puede reducir el riesgo de infección del tracto urinario en un 60%, según investigadores de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey. Eso es porque los arándanos están cargados de taninos, compuestos de plantas que combaten los problemas causados por las bacterias en la vejiga.


16. Miel para las llagas de la boca

Para las úlceras bucales dolorosas y las ampollas de fiebre, use miel sin pasteurizar cuatro veces al día hasta que estos problemas de la piel desaparezcan. Las enzimas naturales de la miel destruyen los virus invasores y aceleran la curación de los tejidos dañados, dicen los investigadores del Centro Médico Especializado de Dubai (Emiratos Árabes Unidos).


17. Linaza para el dolor de pecho

Según un estudio reciente, añadir 3 cucharadas de linaza molida a la dieta diaria puede aliviar el dolor de los senos en 12 semanas. Los científicos creen que los fitoestrógenos del lino evitan los picos de estrógeno que causan dolor en los senos. Espolvorea linaza molida sobre la avena, el yogur o añade batidos y otros preparados.


18. Café para la migraña

Sea cual sea el medicamento para el dolor que use, los investigadores dicen que una taza de café aumentará su eficiencia en un 40% o más. Los expertos dicen que la cafeína estimula el estómago para que absorba los analgésicos de forma más rápida y eficaz.


19. Jugo de tomate para los calambres

Beber diariamente jugo de tomate, que es rico en potasio, no sólo acelerará su recuperación, sino que también reducirá el riesgo de ataques de calambres en sólo 10 días.


Más información

Estos alimentos son poderosos remedios naturales para tratar diferentes dolores y molestias corporales, pero si el dolor u otros síntomas persisten, puede ser una señal de que existe algo más grave y debe buscar un médico.

Para más consejos sobre salud visita nuestro blog.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here