5 remedios naturales para tratar el estrés y la depresión

0
529
5 remedios naturales para tratar el estrés y la depresión

El estrés y la depresión pueden estar relacionados, se sabe que el estrés crónico puede llevar a la depresión. Síntomas como el insomnio, la fatiga, la falta de concentración, entre otros, pueden estar asociados con el estrés y la depresión.
Hoy en día el estrés es algo casi común en nuestra vida diaria, y aunque en dosis moderadas, el estrés puede ayudarnos a mejorar nuestro rendimiento, en exceso es muy perjudicial para nuestra salud y rendimiento. Afortunadamente, hay muchas maneras de reducir el estrés de forma natural y, por consiguiente, reducir las posibilidades de sufrir depresión.

Remedios naturales para tratar el estrés y la depresión

1. Hierba de San Juan

La hierba de San Juan, o St. John’s Wort, es un gran remedio para la depresión y sus efectos han sido probados. Se dice que esta planta medicinal actúa de manera similar a los antidepresivos, participando en la química del cerebro para mejorar nuestro estado de ánimo.
También se ha utilizado con éxito para el tratamiento de los trastornos de ansiedad e insomnio; sin embargo, es posible que su uso no sea eficaz en el tratamiento de la depresión grave.
No es aconsejable utilizarlo con otros antidepresivos y hay que tener en cuenta que sus efectos pueden tardar un tiempo en notarse, alrededor de un mes. No se recomienda su uso en las fases de embarazo y lactancia.
Se aconseja no utilizarlo durante más de tres meses, y debe ser indicado por un especialista para establecer la dosis adecuada.


2. Ejercicio físico regular

El ejercicio es un gran remedio para la depresión. Además de tonificar los músculos y mejorar nuestra salud, el ejercicio tiene otros efectos positivos en nuestro estado de ánimo.
El ejercicio estimula la producción de endorfinas, que se han asociado con el buen humor y el bienestar general. Para cosechar sus beneficios, sólo hay que ser consecuente y no necesariamente exhaustivo.
Caminar es un buen ejemplo de actividad física, 30 minutos, 4 veces a la semana es suficiente para mejorar nuestro humor y salud, y ayudarnos a reducir el estrés. El ejercicio al aire libre es aún mejor para la depresión y el estrés.


3. Aceite esencial de lavanda

La lavanda tiene un aroma distintivo y agradable, esta planta se utiliza ampliamente para combatir la fatiga y la depresión. Además, es ideal para los dolores de cabeza causados por los efectos del estrés, los dolores musculares y el dolor de espalda, gracias a sus efectos relajantes, lo que lo convierte en un gran remedio para la depresión.
El aceite de lavanda se suele aplicar diluido en aceite de oliva en un suave masaje por el cuerpo, pero también se puede añadir a la bañera o unas gotas en la esponja de baño para frotar la zona del cuello y la espalda y así promover la relajación muscular.
Su uso externo es seguro, pero nunca debes ingerirlo. Cuando se usa en exceso puede causar insomnio o dolor de estómago. Debe dejar de usarla si nota irritación en la piel.


4. Tratar las deficiencias nutricionales

Algunas deficiencias nutricionales pueden contribuir a los estados depresivos y, por otro lado, aumentar nuestra ingesta de ciertos nutrientes puede ser útil para combatir la depresión.
Un grupo de vitaminas B juega un papel importante en la química del cerebro, su ingesta es esencial si queremos disfrutar de una buena salud y mantener un buen estado de ánimo.
Las vitaminas B son necesarias para el equilibrio hormonal y los niveles adecuados de neurotransmisores. Algunas personas necesitan dosis de vitaminas B más altas de lo recomendado, como las personas que están bajo estrés.
Si estamos estresados, también se recomienda el consumo de vitamina C, que ayuda a reducir la oxidación relacionada con el estrés y por lo tanto promueve el buen humor.
Por otro lado, la falta de ciertos minerales en nuestra dieta también puede promover la depresión y los estados de ansiedad. Uno de los principales minerales para prevenir la depresión son el zinc y el magnesio. Su adecuada ingesta nos ayuda a tener más energía mientras luchamos contra los efectos del estrés en nuestro cuerpo.


5. Valeriana

Es una planta con propiedades sedantes cuyo uso tradicional incluye el tratamiento del estrés y el insomnio, además de ser un conocido remedio para la depresión.
La valeriana puede ser consumida en forma de té, o en tabletas del extracto de la planta. Promueve el buen sueño y el descanso, lo que es excelente para el estrés y, a diferencia de los somníferos, no es adictivo.
Su consumo es seguro para la mayoría de las personas, pero se aconseja no combinarlo con otras drogas, ya que puede causar interacción. Algunas personas pueden sentir náuseas debido a su uso, en cuyo caso se debe reducir la dosis.


Para más consejos sobre salud visita nuestro blog.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here