10 antiinflamatorios naturales para tratar el dolor crónico

0
778
10 antiinflamatorios naturales para tratar el dolor cronico

Los medicamentos antiinflamatorios naturales son indispensables en la dieta de las personas que sufren un problema articular, lo que puede perjudicar su calidad de vida.

La inflamación es una respuesta inmune del cuerpo, sin ella, no podemos iniciar el proceso natural de curación. Pero cuando está fuera de control, como en la artritis reumatoide, por ejemplo, la inflamación puede dañar el cuerpo y el dolor de las articulaciones se vuelve insoportable.

Los alimentos ricos en azúcar y grasas saturadas promueven la inflamación. Los alimentos ricos en grasas y azúcares causan hiperactividad en el sistema inmunológico, lo que puede provocar dolor en las articulaciones, fatiga y daños en los vasos sanguíneos.

A su vez, los estudios han demostrado que ciertos aspectos de la vida moderna, como la contaminación y el estrés social, entre otros factores negativos, pueden desencadenar esta respuesta inflamatoria.

Esto puede conducir a una inflamación crónica que puede causar numerosos problemas de salud como el asma, las enfermedades cardiovasculares y la artritis reumatoide. Otros estudios han demostrado que la inflamación crónica puede disminuir la fuerza y la energía muscular, lo que afecta negativamente a la forma física y al rendimiento atlético.

Los mejores antiinflamatorios naturales

Conozca algunos antiinflamatorios naturales que realmente funcionan y que puede incluir en su dieta como una forma de prevenir o tratar la inflamación. Una gran manera de aliviar el dolor y, a su vez, mejorar la calidad de vida.


1. Romero

El romero es una planta que tiene propiedades muy beneficiosas para el cuerpo convirtiéndose en uno de los antiinflamatorios naturales más eficaces. También se puede utilizar como analgésico. Para ello debe preparar una infusión con 2 vasos de agua y añadir 20 gramos de romero cuando hierva.

Además de sus efectos antiinflamatorios, los estudios han demostrado que el romero puede reducir los niveles de cortisol y ayudar a reducir la ansiedad.


2. Cola de caballo

La cola de caballo también pertenece a la categoría de antiinflamatorios naturales. Se puede encontrar fácilmente en las tiendas de plantas medicinales y productos naturales. La forma de tomarlo es en infusiones con una frecuencia de dos veces al día.


3. Jengibre

El jengibre es bien conocido por ser un antiinflamatorio natural. Para hacer té de jengibre, mezcla dos vasos de agua, 2 cucharadas de miel y 200 gramos de jengibre rallado y tendrás uno de los antiinflamatorios más eficaces.

Esta planta se ha utilizado con fines medicinales en la India y China durante más de 5.000 años. También se conoce para el tratamiento de enfermedades estomacales, incluyendo dolores de estómago, gases, mareos y diarrea. El jengibre también tiene un poderoso efecto antioxidante.

Un estudio reveló que una cápsula de 250 mg de jengibre era tan efectiva como 400 mg de ibuprofeno para aliviar los calambres menstruales.


4. Cúrcuma

La cúrcuma es una raíz que se ha utilizado médicamente durante más de 4.000 años para tratar problemas digestivos y reducir la inflamación. En un estudio reciente se determinó que una dosis de 200 mg de cúrcuma por kilogramo de peso corporal era mejor para tratar la artritis en las ratas que la indometacina, un antiinflamatorio no esteroide. Queda por probar si la cúrcuma funciona tan bien en los humanos, pero puedes probarla y añadirla a tus platos.

La cúrcuma, o azafrán, es una especia que se utiliza a menudo en el curry, dando al plato una coloración amarilla. Intenta hacer un curry vegetal, y también añade canela, para una doble dosis de alimentos antinflamatorios naturales.


5. Lino

Las semillas de lino, conocidas como linaza, tienen un alto efecto antiinflamatorio y pueden utilizarse en el tratamiento de la artritis y la dermatitis. Puedes comer dos cucharadas de esta semilla directamente, o combinarla con tus comidas regulares. Sus ácidos grasos omega-3 son responsables de su poder antiinflamatorio natural. Los estudios muestran que el omega-3 ayuda a reducir la inflamación en un 40%.


6. Rubio

Mucha gente no lo sabe, pero el rubio, además de ser un gran saborizante de nuestras comidas, también puede ser usado en el tratamiento del dolor articular. ¿Cómo? Hervir un litro de agua y luego agregar 10 g de hojas rubias. Espera a que se enfríe un poco y luego aplícalo en la zona dolorida.

La hoja de laurel se considera un analgésico muy eficaz, así como un antiinflamatorio y antirreumático. También se usa para tratar la ciática y los esguinces de tobillo. En estos casos, es aconsejable frotar la zona afectada con el aceite esencial de rubio para disfrutar de sus enormes beneficios.


7. Piña

Además de tener grandes vitaminas y de ser utilizada en muchas dietas, la piña también forma parte de la categoría de “antiinflamatorios naturales”. Podemos comerlo como postre y combinarlo con otro elemento que vimos en esta lista (linaza). De esta forma conseguiremos un efecto más intenso.


8. Tilo

Sabemos que el tilo tiene el poder de relajar el cuerpo cuando estamos nerviosos, ansiosos o tensos. Por eso también es bueno para tratar el dolor de las articulaciones. También ayuda a aliviar el dolor por sus propiedades analgésicas.


9. Canela

Según el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de los Estados Unidos, la canela se utiliza a menudo para tratar la bronquitis y los problemas gastrointestinales, además de ser un alimento antiinflamatorio muy utilizado.

Un estudio reciente descubrió que el extracto de canela ayuda a suprimir la inflamación del colon en las ratas, lo que llevó a los investigadores a decir que el extracto de canela puede tener un efecto antiinflamatorio significativo también en los humanos.

Sin embargo, no se recomienda consumir más de 6 gramos por día durante más de seis semanas, ya que algunas personas pueden ser alérgicas a la canela. La canela cassia (también conocida como canela china) debe utilizarse con moderación, ya que contiene compuestos anticoagulantes.


10. Ajo

Las propiedades del ajo ayudan a reducir el dolor muscular de manera muy eficaz al reducir la cantidad de líquido que se acumula en las articulaciones y aliviar la sensación de dolor. Por lo tanto, reduce la inflamación muy poderosamente.

Para aprovechar los beneficios del ajo, puede incluirlo en su plato en varias preparaciones, pero también puede mezclar el ajo con jengibre en un poderoso tónico para aliviar el dolor.


Más información 

Las propiedades de estos alimentos y plantas van más allá de ser un potente antiinflamatorio para el cuerpo ya que también pueden tratar graves problemas de salud funcionando como analgésicos o hasta antibióticos en algunos caso, pero siempre es importante aclarar que la atención médica debe ser su primera opción.

Para más consejos sobre salud visita nuestro blog.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here