Coronavirus: todos los términos que tienes que conocer sobre del COVID-19

Coronavirus: todos los términos que tienes que conocer sobre del COVID-19

El COVID-19 es el virus que tiene al mundo entero en vilo y encerrados en sus casa para conseguir frenar esta epidemia. Los medios de comunicación día tras días nos hablan de datos, gráficos, consejos, etc. Pero, cuando escuchamos estos datos, ¿entendemos realmente qué significan? ¿sabemos diferenciar los dos tipos de test que se realizan? o ¿sabemos diferenciar los tipos de mascarillas?

Toda estas dudas vamos a intentar resolverlas en este artículo donde, similiar al índice de un diccionario especializado, os daremos las claves del tecnicismo utilizado por todos estos días.

¿Qué es el pico de contagiados?

Llevamos tantos días escuchando lo importante que es alcanzar el pico de la epidemia para que comience a aplanarse la curva que, inconscientemente, lo hemos interiorizado como objetivo número uno en esta batalla contra el coronavirus.

Pero, ¿Qué es realmente el pico de contagiados? por definición, es cuando el número de casos nuevos en un día sea menor que el número de casos nuevos del día anterior. Ese momento marcará “un punto de inflexión” en la curva de infectados.

Se habrá llegado al pico cuando el número de casos activos empiece a descender, es decir, cuando disminuya el número de contagiados, menos el de casos curados, más el de fallecimientos. Esto es: casos totales – (altas + fallecimientos).

¿Qué es la curva de infectados?

Y ahora, se podrá entender mejor la definición de pico de contagios, con la definición de curva de infectados: La curva de la epidemia, o curva epidémica, es un gráfico que muestra la evolución de una epidemia durante un periodo de tiempo, lo que permite conocer el patrón del virus y actuar en consecuencia.

Cuando se lleva al punto de masa crítica, el más alto de la curva, entonces, cabe esperar que la curva descienda. El objetivo de la curva epidémica es ayudar detectar cuanto antes el problema, para que el punto de masa crítica de la curva no sea elevado.

A fin de cuentas, Aplanar la curva” es una forma crucial de detener el desbordamiento de los servicios de salud y limitar el número de muertes en general.

Con las medidas tomadas por el Estado de Alarma, se evitará el contagio, pero también la propagación del virus y, en consecuencia, se contribuirá a reducir la curva epidémica.

¿Por qué son necesarios los respiradores?

Un respirador artificial o ventilador es una máquina que respira por el paciente o que le ayuda en este proceso en caso de padecer una insuficiencia respiratoria. Los dispositivos utilizados actualmente emplean una turbina como generadora regular de aire.

Estas máquinas introducen aire a los pulmones y lo extraen para facilitar la respiración en una persona que no puede hacerlo por sí misma. A la hora de aplicar la ventilación artificial en un paciente se puede hacer de varias maneras, pero por lo general se introduce un tubo de plástico por la nariz o la boca hasta la tráquea. Este tubo irá conectado al respirador (computadora) que deberá ser controlado por el personal sanitario.

En función de las necesidades de la persona, el ventilador artificial suministra oxígeno puro o una combinación de oxígeno y aire.

En el caso de pacientes más estables dentro de la propia gravedad, puede que no necesiten ser intubados y tengan que utilizar mascarillas de ventilación artificial no invasivas. 

Esta técnica se denomina “presión de aire positiva” y consiste en colocar la mascarilla al paciente sobre la nariz, o sobre la nariz y boca, ajustarla y suministrar una combinación de oxígeno y aire a presión, pero sin necesidad de intubar la tráquea.

 

¿ Cómo es el control telefónico de un enfermo en cuarentena?

La Consejería de Salud está realizando seguimiento telefónico médico a los todos los posibles casos de Covid-19 y a los contactos de casos positivos. En total, más de 15.400 personas a las que se les llama desde el servicio médico para comprobar cómo se encuentran, cómo evolucionan o si aparecen síntomas.

Este nuevo servicio de asistencia sanitaria telefónica se presta desde los centros de salud con el objetivo de que todas estas personas sigan las recomendaciones y tengan la asistencia sanitaria que requieren en cada momento.

La Consejería de Salud de Murcia habilita el teléfono de información del coronavirus 900 121 212, aunque también se puede llamar al 112. Si los síntomas son leves, Sanidad aconseja el aislamiento domiciliario y extremar las medidas higiénicas para evitar contagiar a más personas.

Si los síntomas son graves, las autoridades recomiendan el ingreso hospitalario. En el caso de la cuarentena hospitalaria, son los propios profesionales sanitarios los que vigilan que el protocolo de actuación sea el correcto. Los pacientes aislados en sus hogares también reciben las indicaciones pertinentes sobre las medidas a adoptar en casa.

¿Qué es el tratamiento por plasma contra el coronavirus?

El proceso, conocido como terapia derivada de plasma o “plasma convaleciente”, involucra a los médicos que evalúan el plasma de las personas que se recuperaron para detectar anticuerpos contra el virus y luego inyectan ese plasma, o un derivado del mismo, en la persona enferma.

Tiene una alta probabilidad de funcionar, pero no sabremos si funciona hasta que esté hecho” y suficientes pacientes hayan sido tratados, dijo. “Sabemos que, según la historia, tiene buenas posibilidades”.

Los pacientes hospitalizados con coronavirus moderado o grave serán elegibles para recibir el tratamiento.

Los médicos deberán identificar a los pacientes que ahora tienen un resultado negativo para la enfermedad, extraer su plasma y analizarlo en busca de anticuerpos para covid-19 antes de que pueda enviarse a pacientes enfermos. Si hay suficientes anticuerpos en el plasma, podría matar la enfermedad.

Tipos de test: Test PCR y test rápido.

Las PCR (siglas en inglés de “Reacción en Cadena de la Polimersa”), son un tipo de pruebas de diagnóstico que se llevan utilizando durante años en diferentes crisis de salud pública relacionadas con enfermedades infecciosas. Estas pruebas se están usando desde los primeros días del estallido de la pandemia de coronavirus en España.

Sin embargo, los test rápidos se han incorporado recientemente y, como su nombre indica, son más rápidos y sencillos. Ambos sirven para comprobar si una persona está infectada o no por el Covid-19.

Al realizar una prueba de diagnóstico mediante PCR, lo que permite detectar es un fragmento del material genético de un patógeno o microorganismo. La PCR, cuyo uso es común y rutinario en los laboratorios de Microbiología de hospitales, centros de investigación y universidades, se basa en las características de estabilidad al calor de una enzima polimerasa.

En cambio los test rápidos, se basan en una inmunocromatografia en papel, es decir, una plataforma que tiene “pegadas” las proteínas del virus para detectar anticuerpos o anticuerpos específicos para descubrir las proteínas del virus. Su funcionamiento es similar al de los test de embarazo.

¿Cuáles son los grupos de riesgo?

Se trata de las personas que deben estar más protegidas ante el coronavirus. Y, de esta manera, se amplían a siete los cuatro que hasta ahora eran considerados grupos de riesgo, que eran las personas con hipertensión, enfermedades respiratorias crónicas y cardiovasculares. 

Los grupos de riesgo de coronavirus son:

  • Personas que tienen más de 60 años.
  • Gente con enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial.
  • Aquellos que sufran de Diabetes.
  • Los que tengan enfermedades pulmonares crónicas.(Fibrosis quística, Displasia broncopulmonar, Asma grave, Portadores de traqueostomía, oxigenoterapia o VM domiciliaria)
  • los pacientes de Cáncer.
  • Los enfermos Inmunodeprimidos. (Inmunodeficiencias primarias, Trasplante órgano sólido y trasplante progenitores hematopoyéticos, Tratamiento con quimioterapia, inmunosupresores o fármacos biológicos, VIH mal controlado (CV detectable, disminución CD4 o inversión cociente CD4/CD8))
  • Las mujeres embarazadas.
  • Otros. ( Diálisis, Drepanocitosis, DM tipo 1 con mal control metabólico, Malnutrición severa, intestino corto, epidermólisis bullosa, encefalopatías graves, miopatías, errores congénitos del metabolismo)

¿Qué tipo de mascarillas hay y para qué sirven?

Actualmente existen fundamentalmente dos tipos de mascarillas. Por un lado están las mascarillas quirúrgicas, que se utilizan principalmente por los profesionales en los quirófanos, que filtran el aire que se exhala y que por tanto contienen los agentes, partículas, bacterias o virus se pueden transmitir a través de la respiración hacia otras personas que están a nuestro alrededor.

Por otro lado, las mascarillas de protección respiratoria, que filtran el aire que se inhala del exterior. Estas mascarillas retienen agentes, partículas, bacterias o virus que provienen del entorno en el que nos encontremos. Están homologadas para distintas capacidades de filtrado. Algunas incorporan una válvula de exhalación que reduce la humedad del interior, para así proporcionar más comodidad en general y en especial a la hora de respirar.  Se dividen según la protección de su filtro.

No obstante, la OMS insiste en que “ahora mismo no es necesario llevar mascarilla por la calle para protegerse frente al coronavirus si se está sano”.  Eso sí, recuerdan que personas alérgicas o con alguna patología crónica o grave deberán seguir usándolas.

¿CÓMO PONERSE, USAR, QUITARSE Y DESECHAR UNA MASCARILLA? ‎

Además del uso racional y recomendado, la OMS ofrece una serie de consejos sobre cómo usar este producto sanitario.

  1. Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  2. Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.
  3. Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  4. Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso.
  5. Para quitarse la mascarilla: quitesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

¿Qué es un EPI?

Se entenderá por EPI (Equipo de Protección Individual), cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.

Se trata de la ropa especial que debe usarse como protección contra ciertos riesgos específicos y en especial contra la manipulación de sustancias cáusticas o corrosivas y que no protegen la ropa ordinaria de trabajo.

Los EPI se clasifican en función de su capacidad para ofrecer resistencia al paso de virus, bacterias, polvo, sangre y aerosoles. La capacidad de cada tipo de EPI se compara con las necesidades para cada tipo de agente, obteniendo así unas recomendaciones para la exposición a cada agente biológico.

En cuanto a la protección que ofrecen frente a los agentes biológicos una posible clasificación sería por niveles, de la A a la D, de mayor a menor protección. O por números, de tipo 1 a 4, indicando un mayor número una mayor protección.

Dejar respuesta

Your email address will not be published.