MN

La importancia de estar por la Región de Murcia

13.2 C
Murcia
jueves, diciembre 1, 2022

Cómo reducir la presión arterial a través del mindfulness

El ‘mindfulness’ podría ser una intervención eficaz para reducir la presión arterial, según los resultados de un estudio presentado en las Sesiones Científicas 2022 de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), que se ha celebrado en Chicago (Estados Unidos).

En el estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Brown (Estados Unidos), se aplicó un programa de ‘mindfulness’ personalizado que enseñó a los participantes a aplicar esas habilidades para tener relaciones saludables con su dieta, actividad física, consumo de alcohol, adherencia a la medicación y estrés.

Según los resultados de la investigación, el ‘mindfulness’ condujo a medidas de presión arterial sistólica (número superior) notablemente más bajas seis meses después de participar en el programa.

El programa de ‘mindfulness’ se centró en el entrenamiento de los participantes en habilidades como el control de la atención, la autoconciencia y la regulación de las emociones, y luego aplicó ese entrenamiento al cambio de comportamiento en materia de salud.

Según el autor principal del estudio, el doctor Eric B. Loucks, este enfoque puede ofrecer una forma novedosa de mejorar el control de la presión arterial.

“La atención plena es una conciencia sin juicios de valor, en el momento presente, de las sensaciones físicas, las emociones y los pensamientos. Es casi como un científico que observa con curiosidad y objetividad la información que llega a través de los órganos de los sentidos y la mente, y luego responde con habilidad a esa información. La atención plena también implica el concepto de recordar o, en otras palabras, recordar traer la propia sabiduría (dondequiera que se haya obtenido, como de los profesionales de la salud o de los mensajes de salud pública) al momento presente. La sabiduría en el contexto de los niveles elevados de presión arterial puede incluir el conocimiento de que las prácticas basadas en la evidencia, como la actividad física, la dieta, el consumo limitado de alcohol y el cumplimiento de la medicación antihipertensiva, pueden mejorar el bienestar”, ha resaltado Loucks.

En este estudio, los investigadores compararon la atención habitual mejorada (por ejemplo, un monitor de presión arterial en el hogar, material educativo sobre la presión arterial, acceso facilitado a un médico si es necesario) con la participación en un programa de 8 semanas basado en la atención plena, personalizado para personas con presión arterial elevada.

Este ensayo clínico, realizado entre junio de 2017 y noviembre de 2020, incluyó a más de 200 adultos reclutados en el área de Providence, Rhode Island, que tenían una presión arterial elevada/alta, definida como superior a 120 mm Hg de presión arterial sistólica u 80 mm Hg de presión arterial diastólica. Entre los participantes había hombres (41%) y mujeres (59%), la edad media era de 59 años, el 81 por ciento eran adultos de raza blanca y el 73 por ciento tenían estudios universitarios.

Aproximadamente la mitad de los participantes fueron asignados aleatoriamente al grupo de atención habitual mejorada. El resto de los participantes recibió el programa de ‘mindfulness’, llamado Reducción de la Presión Arterial Basada en ‘mindfulness’ (MB-BP).

Los del grupo de intervención asistieron a una sesión de orientación grupal, a ocho sesiones grupales semanales de 2,5 horas y a un retiro grupal de 7,5 horas y un día de duración. La práctica de ‘mindfulness’ recomendada en casa era de al menos 45 minutos al día, seis días a la semana.

A los seis meses, los participantes del ‘mindfulness’ tuvieron un descenso medio de la presión arterial sistólica de 5,9 mm Hg, en comparación con una reducción de 1,4 mm Hg en la presión arterial sistólica en el grupo de atención habitual mejorada. No hubo cambios notables en las medidas de la presión arterial diastólica en ninguno de los dos grupos.

Los participantes del ‘mindfulness’ también redujeron el sedentarismo en una media de 351 minutos a la semana en comparación con los participantes del grupo de atención habitual mejorada.

Cuando los investigadores analizaron los cambios en la dieta, incluyendo el consumo de una dieta consistente con las recomendaciones de la dieta DASH, el estrés percibido y la atención plena, encontraron que los participantes en el grupo de intervención de atención plena eran más propensos a comer alimentos saludables para el corazón, informar de la mejora del estrés percibido y los niveles de atención plena.

- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Interesantes

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí