viernes, septiembre 17, 2021
- Advertisement -

¿Cómo preparar el aceite hidratante corporal casero?

Los aceites corporales proporcionan grandes beneficios para la piel, pues son hidratantes y ayudan a que alcance una mejor condición. Actualmente puedes hallar una amplia variedad de estos productos en las tiendas especializadas, pero igualmente puedes optar por prepararlos en tu casa. ¿Te interesa conocer la forma de preparar aceite hidratante corporal casero? Te invitamos a que leas el siguiente artículo y anota todo lo que necesites.

Un poco de historia

Desde los albores de la civilización humana se han utilizado los aceites obtenidos de las plantas para proteger e hidratar la piel. Los antiguos egipcios se protegían del sol usando aceite de sésamo y ricino, con añadidos de especies aromáticas; los hebreos adoptaron el uso que los egipcios hacían de estos aceites y los acomodaron según sus costumbres. Del mismo modo, los griegos hidrataban su piel usando aceite de oliva y miel, especialmente los atletas al prepararse para las competencias deportivas en honor a sus dioses. También los romanos hicieron amplio uso de los aceites para proteger y al tiempo perfumar sus cuerpos, usando para tales efectos una mezcla a base de rosas, jazmín y limón. Durante la Edad Media, el aceite de almendras, junto con otras grasas naturales, fue ampliamente utilizado como emoliente para el tratamiento de erupciones cutáneas leves. Y durante la segunda mitad del siglo XIX comenzaron a usarse aceites minerales y jalea de petróleo (vaselina) para curar quemaduras y acelerar la curación de laceraciones.

Virtudes de los aceites hidratantes

Los aceites corporales cumplen diferentes funciones: hidratación, suavizado, regeneración y reafirmación de los tejidos; pueden funcionar también como remedio contra las estrías y la celulitis, además de poseer propiedades antioxidantes. Son excelentes para cuidar la piel en la época veraniega, pues evitan la deshidratación producto del aire caliente circulante. Al mismo tiempo, contribuyen a su revitalización, dándole un aspecto terso y saludable. Y otro punto no menos importante: destacan el bronceado propio de esta temporada.

Diferencias entre los aceites y las cremas corporales

La más importante: los aceites son más naturales; los mejores son los aceites orgánicos, que se obtienen de grasas vegetales procedentes de frutos o flores, estando completamente libres de productos químicos.

Cinco razones para el uso de aceites corporales

Hidratación: la increíble capacidad de hidratar la piel viene a ser el principal y más evidente beneficio de usar aceites corporales Cuando se aplica se debe masajear la piel haciendo círculos, con lo cual el cuerpo lo absorberá más fácilmente sin dejar sensación de  grasosidad.

Durabilidad: la razón para esto es que los aceites vienen a “sellarse” en la piel, proporcionándole más suavidad e hidratación.

Relajación: los aceites corporales son excelentes para activar y sanear la piel cuando se reseca y se opaca como consecuencia del estrés.

Difusión: otra razón para usarlos es que cubren el doble de superficie y se esparcen más rápidamente sobre la piel usando una cantidad menor a la que se utilizaría con las cremas hidratantes.

¿Qué materiales necesitas para preparar el aceite hidratante corporal casero?

Una botella de vidrio oscuro, si es negra tanto mejor, que tenga un tapón de corcho preferiblemente; un embudo, aceites naturales de almendras dulces, coco, limón, naranja, oliva, aguacate o romero y una selección de gotas de aceite esencial de tu agrado (sándalo, naranja, rosa, eucalipto, entre otros).

¿Qué pasos debes seguir para preparar aceite hidratante corporal casero?

Escoge la fragancia del aceite esencial, que usarás como nota alta, nota media y nota base. Luego que lo hayas hecho, vierte dentro de la botella cuatro gotas del aceite escogido como base, seguidas de cuatro gotas del escogido para notas altas y dos del aceite de nota media. Después tapa la botella usando el corcho y agita vigorosamente para que los aceites se mezclen uniformemente. Cuando termines de agitar, procede a llenar la botella con el aceite de almendras y vuelve a agitar por unos dos minutos para que todos los aceites se mezclen bien.

El siguiente paso es probar el aceite esencial en tu piel. Si no te gusta el aroma, puedes agregar unas gotas del aceite esencial que desees que sea el principal. Es conveniente aclarar que no debes agregar aceites esenciales de forma exagerada, ya que éstos tienden a irritar la piel si se les usa en demasía.

Después de terminar la mezcla seleccionada, pon la botella en un sitio libre de humedad, que tenga buena temperatura y, sobre todo, que esté limpio y alejado de la luz, de lo contrario cambiará el aroma.

Antes de usar el aceite hidratante corporal que obtuviste, exfolia tu piel a fondo, pero no la seques completamente: déjala ligeramente húmeda. Luego aplica el aceite haciendo movimientos circulares y masajeándolo suavemente. Después espera cerca de 10 minutos para permitirle al aceite penetrar completamente en la piel y luego ponte la ropa.

- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here