Carmen Calvo abre debate sobre la posición de Iglesias tras dar positivo en coronavirus

Carmen Calvo abre debate sobre la posición de Iglesias tras dar positivo en coronavirus

No tiene por qué ser él quien releve a Calvo en la presidencia de la comisión de secretarios de Estado y subsecretarios

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, dio este miércoles positivo en la prueba del coronavirus, según comunicó el Ejecutivo. Calvo, de 62 años, está ingresada desde el pasado domingo en un hospital madrileño por una infección respiratoria. Su situación ha desatado un debate interno sobre el papel que podría ocupar en las próximas semanas Pablo Iglesias, vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos. Él sería la primera autoridad si Pedro Sánchez enfermara también, pero de momento no sustituye a Calvo.

“La vicepresidenta ha dado resultado positivo en la última prueba médica que le fue realizada el martes. Calvo había tenido en pruebas anteriores un resultado negativo, pero, a juicio médico, el último no proporcionaba datos concluyentes. Por este motivo, se le ha repetido la prueba, cuyo resultado se acaba de conocer”, explicó La Moncloa en un comunicado. La vicepresidenta evoluciona favorablemente, recibiendo tratamiento médico y aislada.

La vicepresidenta ha estado presente en todas las reuniones clave del Gobierno de las últimas semanas, prácticamente hasta el momento de ser ingresada en la clínica. La última vez que se la vio en público fue la semana pasada en el pleno del Congreso, pero después siguió con el ritmo habitual de reuniones en La Moncloa con el núcleo duro del poder de Sánchez. Al igual que los demás ministros, Calvo ya se había realizado las pruebas la semana pasada, después de que se supiese que la titular de Igualdad, Irene Montero, estaba infectada. Sin embargo, solo la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, dio positivo en aquella ocasión.

El relevo de Calvo

La enfermedad de Calvo ha abierto cierta discusión sobre la situación en la que queda el Gobierno y el papel que desempeñará Pablo Iglesias. Según fuentes de La Moncloa, no tiene por qué ser él quien releve a Calvo en la presidencia de la comisión de secretarios de Estado y subsecretarios, el organismo clave que dirige la labor legislativa del Gobierno y decide qué asuntos van al Consejo de Ministros. Habitualmente se reúne los jueves, pero esta vez no se ha convocado de momento, aunque hay Consejo de Ministros extraordinario el viernes.

Si el estado de la vicepresidenta mejorara (fuentes del Gobierno señalan que está evolucionando de manera favorable) podría presidir ella misma, por vía telemática, dentro de unos días manteniendo el aislamiento. Si no, señalan estas fuentes, podría hacerlo cualquier otro ministro, no necesariamente Iglesias.

Lo que sí cambiaría mucho las cosas es que enfermara también el presidente, Pedro Sánchez, que ha tenido a su alrededor varios casos, no solo de ministros y colaboradores sino también el de su esposa, Begoña Gómez. Entonces el papel de Iglesias cambiaría notablemente porque en caso de enfermedad o ausencia tanto del presidente como de la vicepresidenta primera él se convertiría en la primera autoridad del Gobierno. Iglesias, que tiene a su pareja afectada, la ministra Irene Montero, se declaró en cuarentena pero no ha desarrollado ningún síntoma y cumple hoy los 14 días previstos. En La Moncloa creen que no será necesario hacer ningún cambio y el presidente mantendrá el liderazgo de la gestión de la crisis.

Dejar respuesta

Your email address will not be published.