MN

La importancia de estar por la Región de Murcia

17 C
Murcia
domingo, octubre 24, 2021
- Advertisement -

‘Ajonegro’, un espacio gourmet en el corazón de Cabezo de Torres para degustar delicatessen artesanas de primera calidad

Juan José Alarcón, Presidente de la Federación de Mercados de Abastos de la Región de Murcia, apuesta por la calidad de los productos y por dar más valor a las plazas de abastos

En una modesta plaza de abastos de Murcia, en la pedanía de Cabezo de Torres, podemos encontrar tesoros como este local gourmet que ya solo su nombre nos llama la atención: Ajonegro. 

Quesos nacionales e internacionales de diferentes tipos, conservas, embutidos, bonito, anchoas… todo lo que se ofrece en este vistoso puesto se distingue por una cuestión primordial: la calidad. Un servicio estupendo, donde te asesoran de nuevos productos para que puedas innovar en tu cocina y donde recomiendan el mejor maridaje para ello. 

Juan José Alarcón lleva en las venas su pasión por la gastronomía, por el buen servicio, la calidad máxima y por el mercado de la pedanía murciana de Cabezo de Torres. Un mercado que, cada día más, necesita una remodelación para potenciar el consumo y mejorar las ventas, y que nunca llega por parte de la Administración. 

El proyecto para actualizar este edificio quedó parado desde que dejara de liderar esta concejalía del Ayuntamiento de Murcia doña Maruja Pelegrín. Se esperaba con mucha ilusión, no solo por los comerciantes, sino por los vecinos y que, una vez más, por intereses políticos (o desinterés) queda en un cajón. Pero no por ello significa que es menos necesario. 

Juanjo es propietario también del Bar la Plaza, que lleva ‘subiendo la persiana’ desde hace ahora 30 años y donde cada fin de semana puedes encontrar una tapa y plato nuevo. También gestiona una de las pescaderías de este mercado y, desde hace un par de años, se lanzó a por su tercer reto en este mismo recinto. 

Con un cuidado y sensibilidad especial por el diseño, no solo de la propia identidad gráfica del puesto, sino del espacio físico de la tienda, Juanjo se pone de nuevo tras el mostrador para que todos los que se acerquen a Cabezo de Torres, tengan una excusa para volver y repetir en Ajonegro

Juan José Alarcón- Cabezo de Torres

 

  • Uno de los puestos llama la atención al entrar al mercado. ¿En qué está inspirado este local? 

Esta tienda está inspirada en los puestos de los mercados de la calle de toda la vida, la diseñó la misma interiorista que hizo la reforma del Bar la Plaza, Aurelia González, y nace con un objetivo muy claro: poner en la mesa de quien compre aquí un alimento artesano y de calidad, de empresas de la Región de Murcia y de España.

Lo que me gusta es facilitar el conocimiento de la artesanía con productos elaborados con mimo, una oferta para suscitar curiosidad en la gente y que se anime a probar cosas nuevas, para que el cliente se interese y se informe de estos productos. 

Vendo alimentos, vendo también salud y calidad, vendo profesionalidad, ya que llevan sus propios protocolos de cuidado del alimento y de limpieza, y ofrecemos buen trato al cliente. El concepto de ‘Ajonegro’ es dar visibilidad a pequeños productores artesanos, creando así una cadena de acontecimientos (el productor, el vendedor y el consumidor) que buscan mejorar la calidad de vida.  

Siempre he pensado que estar detrás de una barra o un mostrador supone hacer una ‘labor social’, compartir momentos, escuchar al cliente y sus problemas y compartir sus alegrías. Al final, ir a comprar a un mercado es una acción social, es muy diferente la compra en una plaza de abastos que en un supermercado. Existe una interacción única, yo diría casi mágica.

  • ¿En qué se diferencian? 

Un supermercado, que por supuesto tiene que estar y existir porque nuestra forma de vida y de trabajo ha cambiado, ofrece una compra más individual. En cambio, comprar en una plaza de abastos supone un acto social, es compartir momentos, encontrarte con el vecino, saludar al tendero, compartir tiempo y conversaciones con el pescadero, … es hacer ciudad. Es más divertido, más dinámico, se ofrece asesoramiento, un trato más personalizado, se conocen tus gustos, se tienen gestos y detalles con el cliente, es diferente. 

Un mercado o plaza de abastos es un lugar social, un lugar de encuentro y de compartir, donde prima la humanidad, compartes hasta estados emocionales aquí: enfados, tristezas, alegrías,… Es un punto de convivencia que hace barrio. 

  • ¿Por qué  el nombre de ‘Ajonegro’? 

Se me ocurrió porque el ajo negro reúne todo lo que quiero transmitir con los productos de mi puesto. Es un producto exclusivo, que cuida la salud, que tiene mucha calidad y que es artesanal.  Esto es el reflejo de lo que tengo en mi puesto de la plaza, cosas artesanas, de calidad, diferentes para una nueva experiencia de compra. 

 

“El objetivo de ‘Ajonegro’ es dar visibilidad a pequeños productores en la mesa de los clientes que los consumen. Es una cadena de acontecimientos que buscan mejorar la calidad de vida”

 

  • Este año cumples 30 años tras la barra del Bar la Plaza, tienes también una pescadería en el mercado y desde hace dos años ‘Ajo Negro’. ¿De dónde nace esta inquietud? 

 

Siempre he tenido ganas de aprender, soy un alumno de la vida, estoy en formación continua, leo y me informo de tendencias y de lo que se está haciendo en mercados fuera de Murcia,… eso me ha llevado también a participar de forma activa en la Federación de Mercados de la Región de Murcia, donde soy presidente, y en la Confederación de Mercados Tradicionales de España, de la que formo parte de la Junta Directiva. 

Estas ganas de aprender constantemente, hace que mi enfoque del día sea diferente, que el planteamiento sea que, cada día es un día nuevo, con un nuevo reto. Mi filosofía de trabajo se resume en la calidad del producto para dar un buen servicio. Una vez leí una frase que hice mía: ‘La calidad nunca es un accidente, siempre es el resultado de la inteligencia’. 

La calidad que busco hace que me dirija a un tipo de clientela divertida, que le gusta descubrir cosas nuevas. Me gusta preguntar a mis clientes, si le ha gustado la tapa, qué cambiarían, cuáles son sus gustos… y ese feedback hace que esté en continuo cambio, probando cosas nuevas, siendo así más estimulante.  

 

  • ¿Ha cambiado el perfil de tus clientes? 

He comprobado que los jóvenes buscan también calidad y productos artesanos. Las nuevas generaciones se preocupan más por valores como la sostenibilidad, que haya productos sostenibles, alimentos de proximidad, que se cuide el Medio Ambiente durante el proceso, etc. Están abiertos a probar cosas más elaboradas y diferentes. 

El consumidor tiene ganas de aprender. Cuanto más interés despierte en el cliente, más futuro hay. Cada vez más, la gente tiene un mayor interés en saber lo que come, de dónde viene, quién lo hace. 

 

  • ¿Cómo decidiste montar un bar en la plaza de abastos de Cabezo de Torres? 

En realidad el bar del mercado era anteriormente de mi hermano mayor, y yo trabajaba con él desde pequeño. Cuando él lo dejó, pensé en tomar el relevo durante un breve periodo de tiempo… y aquí sigo 30 años después. 

Yo era muy tímido, y estar detrás de la barra me hizo aprender a comunicarme con el cliente, a hablar y a entablar conversaciones. Cuando mi hermano se fué, yo me encargué de este local, lo reformé y continué con la misma idea de mi hermano: que en el bar se pudieran consumir los productos frescos de la misma plaza. 

Esto ahora nos parece normal, pero en aquella época no lo era, era algo revolucionario, se podría decir que fue uno de los primeros sitios de España donde se hacía esto. Del puesto del mercado a la plancha. Luego ya llegaron otros que aplicaron muy bien este concepto como el Mercado de San Miguel en Madrid, ahora es tendencia en todos los mercados de España.

  • ¿Y cuando obtuviste la pescadería? 

Desde hace 5 años. En realidad no quería hacerme cargo de ella, pero tuve que hacerlo. Hubo un momento en que la calidad de la pescadería no era buena, y esto afectaba directamente a mi negocio, por eso cuando los anteriores dueños la dejaron, me embarqué en este nuevo proyecto y me la quedé. 

Al principio yo no tenía ni idea de nada, por eso fue todo un reto. Estuve años yendo a la lonja varias veces todas las semanas para aprender e informarme, para conocer mejor el producto y llevármelo a la pescadería para que mis clientes lo disfrutaran.

Va en mi cultura el hacer las cosas bien, la satisfacción que esto da es única, valoras más las cosas y el resultado si pones ilusión y esfuerzo cada día por mejorar. 

 

  • ¿Qué pasa con este mercado? Había un proyecto de reforma de la plaza de abastos y nunca llega esa ansiada remodelación. 

El proyecto comenzó con la concejala Maruja Pelegrín (PP), pero tras las elecciones el concejal encargado pasó a ser del grupo de Ciudadanos, y dos años después ahora le toca a un concejal nuevo, del PSOE que ya se ha comprometido a realizar esta reforma en el próximo año … ¿Crees que en algún momento se hará algo?

Trabajamos directamente con Maruja Pelegrín para la redacción del proyecto, para que nuestras peticiones de mejora contaran y se aplicaran al escrito y así fue. Además, Maruja siempre nos acompañaba en todos los actos, sorteos y actividades para la promoción del comercio. Pero se fue ella, y parece que se fue el proyecto.

Tras las elecciones, el concejal encargado pasó a ser del grupo de Ciudadanos, Juan Fernando Piernas y no sucedió nada, dos años después, moción de censura y ahora le toca a un concejal nuevo, del PSOE, ya nos hemos reunido con él, veremos a ver qué pasa. 

He dedicado mi vida a la plaza de abastos de Cabezo de Torres, hay 30 puestos que sustentan a muchas familias. La paralización del proyecto de reforma no tiene sentido, están los más de 300.000 euros reservados para esto, es decir, que hay un presupuesto asignado, está el proyecto de remodelación pagado… y aquí no se hace nada. No hay modernización ni actualización de este edificio con lo importante que sería para Cabezo de Torres.

Se podría revegetar la zona exterior de la plaza, hacerla más amable para invitar a la gente a entrar. En definitiva, si los políticos trabajasen, mejoraría la vida no solo de los que tenemos negocios en el mercado, sino la vida de todos los vecinos. 

  • ¿Vais todos a una en la plaza de Cabezo de Torres?

Sí, siempre he pensado que la unión hace la fuerza. Cuesta hacer esa unión, pero cuanta más unión haya, mejor irá todo. Al final esto es un círculo: si al puesto de al lado le va bien, y va más gente, yo al final puedo poner más cafés. Por eso creo que es tan importante el asociacionismo. 

Lo más importante de todo es desear que a tu vecino, cada día le vaya mejor, y tenga más clientes. Esto crea además una bonita atmósfera, agradable, que se percibe. Sin duda, la unión crea la fuerza. 

 

“He dedicado mi vida a la plaza de abastos de Cabezo de Torres, hay 30 puestos que sustentan a un gran número de familias, nos merecemos la rehabilitación de este edificio”

 

Pequeñas sorpresas gastronómicas originales, productos artesanos españoles de pequeños productores que se han perfeccionado en los últimos 15 años, y un trato excepcional con recomendaciones acertadas; así puede resumirse esta coqueta tienda que rebosa alegría y elegancia, que hace que todos volvamos a mirar al pequeño comercio con ilusión, y donde se comprende la importancia de las plazas de abastos como la mejor alternativa para realizar nuestras compras. 

 

Puesto Ajonegro en Cabezo De Torres

- Advertisement -

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here